PROTAGONISTAS

Una emotiva sorpresa permitió a la madre de Brad tener la boda de sus sueños 40 años después

Hace cuatro décadas no pudo celebrar su boda, y ahora su marido y sus hijos han tenido una idea maravillosa para solucionarlo

por Tu otro diario /


Los padres de Brad O'Hara se casaron en abril de 1978. Contaron con la presencia de dos testigos y un oficiante, todo era legal. Sin embargo no hubo tarta, tampoco flores y la novia no pudo vestir de blanco. Las circunstancias del momento y las dificultades económicas no permitieron que fuese una boda como las que se celebran habitualmente. Hubo “un hombre, una mujer, su amor y una promesa... y eso fue suficiente”, escribía Brad en la web 'Love What Matters'.

bodabrad

Sus hijos hicieron creer a la madre que una de las hijas y su marido renovarían los votos matrimoniales (Fotografías de Teresa Lee).

Explica que en todos estos años ha vivido en casa una increíble lección de amor. “Se sirvieron el uno al otro, trabajaron duro para poner la comida en la mesa, nos dieron tiempo y energía a los niños, y se rieron y lloraron juntos”, señalaba. Un ejemplo que le ha hecho creer que merece la pena luchar por el amor. Ahora, cuarenta años después, su padre planificó con los hijos cómo podría repetir la boda con todo lo que conlleva.

RELACIONADO: Gracias a su hermana, Briana y Robert recibieron una emotiva sorpresa durante el vuelo que les llevaba a su luna de miel

Se trataba de una sorpresa e hicieron creer a la madre que una de las hijas y su marido renovarían los votos matrimoniales. Para una ceremonia así necesitaba un vestido nuevo y la llevaron para que le tomaran las medidas.  Además, se ocuparon de encargar la tarta, las flores, la cena para celebrarlo... y contrataron un fotógrafo para que pudiera retratar un momento tan especial para la familia. 

bodabrad2

(Fotografías de Teresa Lee).

A la boda asistieron las dos hijas del matrimonio con sus maridos, los dos hijos con sus mujeres y los doce nietos. En el día elegido se dividieron y mientras unos llevaron a la madre a la peluquería otros fueron con el padre hacia el lugar de la ceremonia. Poco antes de entrar en la sala donde se iba a celebrar el enlace fueron a vestir a la madre, tal y como se ve en las imágenes captadas por Teresa Lee.

RELACIONADO: Más historias virales increíbles y sobre bodas en 'Tu Otro Diario'

Momentos después entró con uno de sus hijos y se dirigió hacia su marido. “Se miraron a los ojos y confirmaron los votos que habían hecho tanto tiempo atrás”, describía Brad.  Las fotografías muestran la emoción del momento. Todos los presentes se rieron, lloraron, bailaron y compartieron un día lleno de felicidad. “Mi madre finalmente tuvo el día de su boda… nunca lo olvidaré”, añadía su hija.