Las trillizas idénticas Jorgie, Belle y Olivia son un caso…¡entre 200 millones!

Sian y su pareja se enteraron del embarazo triple en un control rutinario. Están encantados con su situación, se compenetran muy bien en las tareas y, además, cuentan con el apoyo de la madre de ella

por Tu otro diario /


Sian Williams y Aaron Palfrey, de 31 y 26 años respectivamente, acaban de celebrar el primer cumpleaños de sus trillizas idénticas. Las pequeñas Jorgie, Belle y Olivia nacieron en mayo del año pasado. Su madre las tuvo de manera natural, sin acudir a tratamientos de fertilidad. Que ocurra algo así es muy difícil porque las probabilidades son de un caso entre 200 millones. Los padres cuentan que están felices de tener a las tres aunque cada día de sus vidas se convierta en un reto. “Por supuesto que es un trabajo duro, pero nos encanta cada minuto”, decía Sian en declaraciones recogidas por el ‘Daily
Mail’.

trilliza2

(Facebook/Aaron Palfrey).

Su nueva situación les ha hecho cambiar de vida. Por ejemplo, sustituyeron su Mercedes por un Land Rover familiar porque tiene mayor capacidad para meter tres asientos de bebés. Sian recordaba cómo se enteraron de que tendrían trillizas idénticas. “Estaba emocionada de tener un bebé, pero en el escáner el médico recogió dos latidos del corazón y luego un tercero”, explicaba. La pareja se quedó sin palabras y aturdida. En un control rutinario a las 15 semanas habían descubierto que tendrían trillizas.

RELACIONADO: ¡Trillizos por sorpresa! La curiosa historia de Beth, un caso entre 25.000

trillizas

(Facebook/Aaron Palfrey).

Debido al riesgo las bebés nacieron por cesárea a las 32 semanas y fueron trasladadas enseguida a la unidad de cuidados intensivos. Pesaron entre los 1,2 kilos, la más pequeña, y los 1,4 kilos, la mayor. Para los padres la experiencia de tenerlas en sus manos pocos días después fue increíble. “La cara de Aaron era una perfecta imagen de orgullo. No podíamos creer que fueran nuestras”, señalaba Sian. Para distinguirlas, la madre, según se recoge en ladbible.com, utiliza un esmalte de uñas de color diferente para pintar los dedos gordos de las pequeñas. Jorgie tiene morado; Belle, rosa y Olivia, amarillo. Para hacerse cargo de todas las tareas cuentan con la ayuda de Julie, la madre de Sian. Los dos forman un equipo y se coordinan muy bien, pero tienen la ventaja de que su casa "está justo al lado de mi madre, así que no podría ser mejor", añadía ella.

RELACIONADO: Un pequeño milagro: el feliz reencuentro entre Hope y su su gemela Anna, a la que nació unida