La conmovedora carta de la madre de Carlota, una bebé de 15 meses que necesita un corazón para vivir

Ha iniciado una campaña en redes sociales para animar a la donación de órganos

por Tu otro diario /


Cuando Carlota aún estaba en el vientre de su madre le diagnosticaron una grave enfermedad cardíaca: una Tetralogía de Fallot. Pasada la conmoción inicial sus padres decideron luchar y hacer todo cuanto estuviera en su mano para lograr que su hija saliera adelante. Y así lo ha hecho: su parto se adelantó unos días a la fecha prevista y nació un simbólico 24 de diciembre de 2016. A día de hoy, con tan solo 15 meses de edad, lleva numerosas operaciones y un corazón artificial que le fue implantado con éxito el pasado 16 de mayo a la espera de un donante.  

Carlota quiere bailar

Carlota es defnidia por su madre como "la niña de la eterna sonrisa". (@carlotaquierebailar / Facebook)

La historia de Carlota la ha contado su propia madre en una emotiva carta que lleva días circulando en las redes sociales y con la que pretende animar a la donación de órganos. "Sólo queríamos apostar por ella, era una niña muy deseada y sabíamos que ella iba a hacer todo lo posible por luchar y librar todas sus batallas, nosotros la íbamos a acompañar y cuidar toda la vida", dice. "A Carlota tenían que operarla cuando tuviera seis o siete meses, pero con tan sólo 6 semanas de vida hubo que intervenirla de urgencia. La operación salió bien aunque no pudieron realizarle todas las técnicas hasta que no creciera un poco más, porque su corazón era demasiado pequeño para que los médicos pudieran corregirlo completamente". 

RELACIONADO: La brillante idea de Lillian para ayudar al novio de su madre a encontrar un donante de riñón demuestra que la bondad existe

A pesar de las dificultades la madre de Carlota asegura que su hija desprende una enorme alegría. "Es la niña de la sonrisa infinita. Ella nos hace todo más fácil, nos da fuerza para acompañarla en su camino. Ha nacido para ser feliz y para hacernos felices a los que la rodeamos". El pasado 10 de abril la pequeña se sometió a una complicada intervención cuyo postoperatorio se complicó  y "ha tenido que agarrarse a la vida con uñas y dientes porque un sangrado quería dejarla ir". Fue en ese momento cuando se decidió ponerle un corazón artificial. Una última prueba que felizmente superó y tras la cual su madre revela que la pequeña se está recuperando, aunque "muy poco a poco". La familia lanzaba también en redes una sentido agradecimiento al equipo médico que la está atendiendo en el hospital La Paz de Madrid: "No puedo dejar pasar el día de hoy sin agradecer al equipo médico y sanitario que día a día durante estos 36 días hospitalizados, se están dejando la piel en sacar a mi pequeña adelante. Médicos excepcionales y mejores personas", señalaban justo después.

 

La historia de Carlota ha conmovido en redes sociales, donde muchos usuarios están dando difusión a la campaña y envían sus mensajes de apoyo. Más que nunca sigue vigente el llamamiento que hacía en su carta: "Carlota necesita un corazón para vivir, Carlota quiere bailar, Carlota quiere reír. Queremos concienciar a la gente de la importancia de donar órganos, donar significa salvar vidas, vidas como la de mi pequeña luchadora".