La brillante idea de Lillian para ayudar al novio de su madre a encontrar un donante de riñón demuestra que la bondad existe

Ryan padece de una enfermedad renal que también han heredado sus tres hijos, y Lilian, la hija de su novia, los considera su propia familia, por eso ha tenido una brillante idea para dar con un donante para él

por Tu otro diario /


Lillian Jarjour, a sus 18 años, ha tenido un buen gesto para tratar de ayudar a Ryan Stanford, el novio de su madre. Ryan padece desde siempre de un problema renal poliquístico. Algo hereditario, según reconocía en declaraciones a la web 'Inside Edition': "Mi padre lo tuvo, viene de su familia". Y aseguraba que sus hermanos también lo sufren. Se trata de una enfermedad que no siempre afecta a todos los miembros de una familia pero a él le ocurrió, y también lo han heredado sus tres hijos.

Riñon

(Ryan Stanford/Facebook)

Él ha podido hacer una vida normal hasta que no hace mucho comenzó a sentir problemas. Un escáner le dio como resultado que sus riñones se estaban cerrando. Como consecuencia de esta prueba, los médicos le incluyeron en la lista nacional de trasplantes y le advirtieron de que debía encontrar un donante con cierta rapidez. A partir de ese momento Lillian notó que su estado de ánimo era bajo y que tenía miedo. "Se quedó débil y delgado", reconocía la joven, que apuntaba que no le gustaba verle así. Se le rompía el corazón pensar lo mucho que había cambiado. Ella siente que Ryan y sus hijos también son su familia, a pesar de que lleva junto a su madre solo dos años. Para Lilian él hace todas las cosas que hacen los padres y piensa que sus hijos son como sus hermanos. De hecho se pelean como si fuesen hermanos aunque con la mayor se lleva bien porque pueden hablar de muchas cosas.

RELACIONADOS: Más noticias virales y sobre familias en 'Tu Otro Diario'

Lillian Jarjour

(Lillian Jarjour/Facebook)

Después de que supieron que muchos familiares y amigos cercanos no tenían un riñón compatible con el de Ryan, y de que podrían pasar cinco años para recibir el trasplante, Lilian pensó que era el momento de hacer algo. No podrían esperar tanto tiempo. Entonces decidió difundir un mensaje pidiendo colaboración a través de las redes sociales. Y, además, puso un cartel en el cristal trasero de su coche en el que podía leerse "Un padre soltero de 3 necesita un riñón, tipo O", junto a un número de teléfono.

La joven insiste en que va a continuar con su tarea hasta que pueda conseguir un riñón para Ryan porque “es una persona realmente buena”. Y recalca que publicará cualquier otra cosa que se le ocurra para correr la voz. Un ejemplo de generosidad, sin duda, el que está ofreciendo Lilian no solo para Ryan sino para su familia y amigos, y del que deberían aprender muchas personas.