PROTAGONISTAS

Un pequeño milagro: el feliz reencuentro entre Hope y su su gemela Anna, a la que nació unida

Nacieron a finales de 2016 y, meses después, tras una complicada intervención, una de ellas tuvo que quedarse en el hospital para recuperarse. Las imágenes del reencuentro entre ambas luchadoras irradian felicidad y su familia no deja de sonreír

por Tu otro diario /


Hope Elizabeth y Anna Grace son dos hermanas gemelas que nacieron unidas por el pecho y el abdomen el 29 de diciembre de 2016. Ocurrió en Houston, Texas. El parto fue por cesárea y las dos pesaron en conjunto 4,4 kilos. Después de estar un año en la unidad de cuidados intensivos compartiendo el diafragma, el hígado y parte del corazón, en enero de este año, alrededor de 75 personas entre cirujanos, cardiólogos, anestesistas y enfermeras lograron desunirlas después de una complicada y larga intervención. Sobre este tipo de operaciones, uno de los médicos del hospital, el Dr. Oluyinka Olutoye, explicaba en declaraciones recogidas por 'Inside Edition', que todo había ido muy bien.

Gemelas

Hope y Anna son dos gemelas que nacieron unidas (Texas Children's Hospital/Facebook)

A principios de marzo Anna Grace pudo volver a casa. En el caso de Hope los médicos del Texas Children’s Hospital les dijeron a los padres que tendría que quedarse allí al menos ocho semanas porque aún estaba débil. Ahora, por fin, 482 días después de haber permanecido en el centro hospitalario, Hope ha regresado a casa para encontrarse con su gemela y con sus otros hermanos mayores, Seth y Collin. Y lo ha hecho en ambulancia, con un respirador para facilitar el traslado y con un vestido de colores idéntico al que llevó Anna Grace.

RELACIONADO: Récord mundial: 44 pares de gemelos (y unas trillizas) en un solo colegio

“Este es el momento en el que todo parece real”, decía Jill, la madre de las pequeñas, en declaraciones recogidas por el diario británico Daily Mail. Y agregaba que, además de estar emocionados por tener a las bebés en casa, su familia está eternamente agradecida a todos los especialistas del hospital “que cuidaron increíblemente de nuestras preciosas niñas”. A juzgar por las imágenes que el hospital publicó en su perfil de Facebook, con la recuperación de las pequeña una enorme sonrisa les inundó la cara a todos, incluído el personal sanitario. 

Gemelas Hospital

Tras una ardua operación lograron separarlas (Texas Children's Hospital/Facebook)

Jill y su marido supieron antes del nacimiento que sus hijas vendrían unidas. Una ecografía les reveló que las bebés compartían algunas partes de sus cuerpos. Y hasta después del parto nadie podía asegurarles si serían capaces de vivir separadas. El Dr. Olutoye señalaba que su esperanza es que estas niñas crezcan para tener vidas saludables y productivas. "Vendrán corriendo un día y las cogeré en brazos y les diré ‘Hola’", añadía. A partir de ahora, mientras se recuperan, Anna Grace y Hope deberán seguir las pautas que establezcan los médicos, pero con la tranquilidad para sus padres de tenerlas ya en casa.