MUNDO SINGULAR

'Pigcasso', la cerda que pinta y vende sus propios cuadros

En enero inauguró su propia exposición, 'Oink!', para dar a conocer su talento, y cada uno de los cuadros se vendieron por 1.000 euros

por Tu otro diario /


Cuando Joanne Lefson, activista y fundadora del refugio Farm Sanctuary en Ciudad del Cabo (Sudáfrica), rescató a una cerdita que iba a ser sacrificada, jamás pensó que acababa de salvar a una artista en potencia, que tan solo un pincel, un lienzo y su boca bastanrían para que este tierno animal crease obras de arte valoradas en 1.000 euros. 

Pigcasso

En su nuevo hogar, en la granja Sanctuary, la cerdita comenzó a interesarse por los pinceles de su nueva dueña. “Eran la única cosa que no se comía”, reconoce Lefson a la revista National Geographic. Al descubrir su repentino interés, comenzó a entrenar con el animal utilizando la comida como forma de recompensa cada vez que hacía algo bien. Y así logró que aprendiera a coger correctamente los pinceles con la boca.

‘Pigcasso’, como ha sido bautizada en alusión al pintor español, se ha convertido en el primer animal con su propia galería de arte bajo el nombre ‘Oink!’, para mostrar al mundo su don, aunque también es posible conocerlo a través de su Instagram, el cual maneja su dueña.

pigcassopantalla2

Y no solo tiene su propia galería de arte, si no que los cuadro que pinta los vende por 1.000 euros. Según publica La Nacion citando a la crítica de arte Marjorie Allthorpe-Guyton: “Definitivamente, tiene talento”. Eso sí, todo el dinero recaudado se destina para financiar el refugio donde ella misma vive y también para concienciar a los demás del terrible impacto medioambiental de algunas fábricas cárnicas.Pigcasso también cuenta con su propia web, donde informan sobre las futuras localizaciones de su exposición (París, Londres o Berlín, por ejemplo).

Los colores que usa la cerdita suelen ser rojo, amarillo y negro, y sus espacios favoritos para dar rienda suelta a su creatividad son tanto el exterior de su hogar como el interior, aunque sea donde sea, siempre lo hace con trazos decididos y enérgicos.

‘Pigcasso’ es el primer animal que tiene una exposición de arte pero no el único capaz de pintar cuadros. Se han visto casos similares en monos, rinocerontes o aves, tal y como reconoce la investigadora en la Universidad de Connecticut, Allison Kaufman en National Geographic. Pequeños artistas que logran sorprender a cualquier persona, sea amante o no del mundo pictórico.