Impresionante el cambio de este chico que perdió 44 kilos, se dejó barba y... ¡se convirtió en un cotizado modelo!

Pasó de trabajar en una compañía de seguros y pesar 127 kilos a ser un cotizado modelo e incluso embajador de la marca de cosméticos de Beckham

por Tu Otro Diario /


Gwilym Pugh pasaba doce horas al día sentado ante el ordenador en el trabajo, una compañía de seguros que él mismo había fundado. Aunque la empresa iba bien, no se sentía satisfecho y decidió cambiar de vida. Su objetivo era encontrarse mejor físicamente, pero el resultado fue tan espectacular, que le afectó también a su carrera profesional.

Gwilym Pugh

Gwilym Pugh, antes y después de su cambio radical de imagen (Instagram/@gwilymcpugh)


Todo comenzó gracias a su amor por la música. En 2011 comenzó a tocar en una banda de folk y su barbero le recomendó que se dejara barba, como la mayoría de los componentes de este tipo de grupos. Gwilym así lo hizo y ya notó un gran cambio en su rostro. Al verse mejor, se sintió motivado por cuidarse más, de modo que empezó a seguir una alimentación más sana y a ir al gimnasio. Eso sí, no perdió 44 kilos de la noche a la mañana, sino que fue un proceso de cinco años.

FOTOGALERÍA: Más imágenes de Gwilym Pugh en su nueva vida como modelo

Además, decidió dejar su compañía de seguros, por lo que abandonó la vida sedentaria y lo que también influyó en que se encontrara mejor físicamente. La oportunidad como modelo le llegó en 2013 de la mano de la firma Nathan Palmer Clothing, que elabora trajes a medida. Un año después, se mudó de su Cardiff natal a Londres, donde dio el salto definitivo en su nueva carrera tras ser fichado por la agencia AMCK Models. Desde entonces no paró de ceder su imagen para anuncios de televisión y para marcas como Diesel, Vans o Barbour y se convirtió en embajador de House 99, la firma de productos cosméticos de David Beckham. Empezó a trabajar para otras dos agencias, una de Milán -Major Milano- y otra de Hamburgo -KULT agency-.

RELACIONADO: La auténtica edad de esta modelo que aparenta 20 años ha revolucionado las redes sociales

A pesar del éxito, Gwilym Pugh sigue teniendo los pies en el suelo y valora enormemente la suerte que tiene por poder dedicarse a una profesión con la que se siente libre y en la que ha entrado ya a una edad tardía para la mayoría. A su proceso de transformación también contribuyeron unos cuantos tatuajes y parece que algún arreglo dental, pero fue mucho más allá de lo puramente físico, ya que pasó de ser un chico tímido a todo un hombre seguro de sí mismo, que se siente bien por dentro y por fuera y que así lo refleja. Decidió, por otro lado, abrir un perfil en Instagram e ir mostrando su cambio de imagen. Como no podía ser de otra manera, esa idea fue un rotundo éxito y ahora es también un 'influencer' al que siguen más de 240.000 personas.