PROTAGONISTAS

El emocionante reencuentro 47 años después de dos hermanas separadas al nacer

Al nacer, Jennifer fue dada en adopción. April tenía dos años y fue a los 19 cuando se enteró de que tenía una hermana. Jennifer lo supo a los 27 y desde entonces las dos empezaron a buscar pistas que les llevaran a encontrarse. Lo lograron y hace pocos días, felices, se han visto en Florida

por Tu otro diario /


Jennifer Braica, al nacer, fue dada en adopción. En ese momento su hermana April Kreppel tenía dos años. Desde entonces, y han pasado 47 años, no se habían visto. De pequeñas ninguna de las dos sabía de la existencia de la otra. April se enteró a los 19 años cuando su madre le explicó que al nacer su hermana la dio en adopción.

Hermanas

Jennifer Braica y April Kreppel han pasado casi 20 años buscándose (Captura de pantalla del vídeo publicado por ABC News)

Jennifer, que supo de su situación personal a los 10 años, quiso encontrar a sus padres biológicos “no para reemplazar a mi familia adoptiva sino para ver dónde estaban mis raíces”, decía en declaraciones recogidas por ABC News. Fue a los 27 años cuando le contaron que tenía una hermana. Desde ese momento, las dos, cada una por su cuenta, se pusieron a intentar dar con alguna pista que les llevara a encontrarse. Y han tenido que transcurrir 20 años para que lo hayan conseguido.

RELACIONADO: Otras noticias virales y de interés humano en 'Tu Otro Diario'

A través de la web ancestry.com Jennifer localizó a algunos familiares lejanos que, poco a poco, fueron aportándole datos e información que le sirvieron para lograr su objetivo, que era localizar a su hermana April. Finalmente, Jennifer pudo viajar desde su casa en Las Vegas hasta Florida, donde vive April. El encuentro entre las hermanas se produjo en el aeropuerto y las dos se dieron un emocionado abrazo. Poco después Jennifer señalaba a ‘wpbf.com’ que “nuestras hijas están muy felices porque nos han escuchado quejarnos de esto desde que eran bebés”.

Abrazo

Las hermanas nunca dejaron de buscarse (Captura de pantalla del vídeo publicado por ABC News)

Han pasado los últimos días juntas y ambas reconocían que estaba siendo la mejor semana de sus vidas. Contaban que había una canción infantil que las dos cantaban cuando eran pequeñas sin saber que lo hacía la otra. Ahora “la cantamos juntas mientras hacemos la cena”, decía Jennifer.

RELACIONADO: El emotivo reencuentro de una niña con su mejor amigo del orfanato tras la adopción de ambos

De cara al futuro, aunque cada una esté en su ciudad, tienen pensado mantener el contacto y esperan que en algún momento puedan vivir cerca. “La miro y siento que la conozco de toda la vida”, apuntaba feliz Jennifer. “Es preciosa y es mucho más de lo que esperaba… Nunca más se alejará de mí”, añadía. Sin duda, un encuentro que ha tardado tiempo en producirse pero que quieren que sea para siempre.