¡No se lo podía creer! El inesperado gesto de un extraño le cambió la vida en un abrir y cerrar de ojos

Ahora la joven busca a través de las redes sociales a su héroe desconocido para darle las gracias por su desinteresado gesto

por Tu Otro Diario /


Ella Johannessen, de 23 años, estaba a punto de dejar sus estudios en la británica Leeds Beckett University. Su situación económica no le permitía seguir pagando los gastos que conllevaban, así que decidió llamar a su madre para explicarselo. Lo hizo en el tren, el pasado 27 de enero, desde la estación de Leeds hasta la de Peterborough.

Ella Johannessen

Ella Johannessen busca al desconocido gracias al cual ha podido continuar con sus estudios en la Leeds Beckett University (Facebook/Ella Johannessen)


Le contó a su madre que no le habían llegado las 35 libras (casi 40 euros) que le había enviado, lo que le suponía un grave problema porque no tenía cómo sobrevivir en los próximos días en Leeds, a casi 300 kilómetros de su ciudad natal, Hitchin, también en Reino Unido. Después de la complicada llamada, Ella sintió la necesidad de relajarse un rato y se quedó dormida en el tren. Cuando se despertó, no podía creer el increíble golpe de suerte que acababa de recibir: sobre sus piernas, enrollados en una servilleta, había 100 libras (algo más de 112 euros). Con ese gesto desinteresado y tan generoso de un desconocido, la perspectiva de su vida a corto plazo (y quizás también su futuro) cambió en un abrir y cerrar de ojos, literalmente.

RELACIONADO: Más noticias de interés humano en 'Tu Otro Diario'

Tal y como ha explicado a la cadena de televisión BBC, Ella se había endeudado tras dejar el trabajo a media jornada con el que costeaba sus estudios; el tiempo que estos requerían no le había dejado otra opción, lo que la puso en un grave aprieto. 

"Empecé a llorar porque estaba increíblemente agradecida por la bondad de alguien a quien ni siquiera conozco", comenta Ella. Además de la difícil situación financiera en la que se encontraba, estaba atravesando una temporada muy dura en el plano emocional, ya que en un plazo de "18 terribles meses" perdió a su padre y a sus abuelos. Muy emocionada, busca a través de las redes sociales a su benefactor para poder darle las gracias. De momento no ha encontrado a ese extraño que ha demostrado a Ella "que hay bondad y buenas personas en el mundo", pero es probable que no tarde en hacerlo (siempre que 'se deje' ser encontrado, claro) porque ya han compartido su post más de 35.000 usuarios de Facebook.