La mujer más baja del mundo y el hombre más alto, juntos en una insólita sesión de fotos

Ella mide menos de 63 centímetros y él, 2,46 metros, una pareja de extremos a la que se ha fotografiado en Egipto

por Tu Otro Diario /


Jyoti Amge, a sus 25 años, tiene una estatura de tan solo 62,8 centímetros. Sultan Kösen, de 2,46 metros de altura, es el extremo opuesto a ella. Ambos ostentan el récord Guinness como la mujer más baja y el hombre más alto del mundo, respectivamente, y se han reunido en Egipto por una iniciativa del Gobierno para promover el turismo en el país.

 target=

Sultan Kösen y Jyoti Amge, el hombre más alto y la mujer más baja del mundo, juntos en Egipto (Getty Images)


Han posado juntos frente a la Pirámide de Guiza y, al verlos al uno al lado del otro, la diferencia de estatura es abismal. Ellos parecen divertirse con la situación, entre otras cuestiones, porque los dos se sienten orgullosos con sus respectivos cuerpos. Jyoti ha aprovechado la popularidad que le ha proporcionado el Libro Guinness para desarrollar una carrera como actriz. Es de la India y, por tanto, los primeros pasos en el mundo del cine los dio en Bollywood, pero ya ha dado el salto a Estados Unidos.

RELACIONADO: ¡Amor sin medida!...La emocionante boda de Sultan Kösen, el hombre más alto del mundo

Sultan, por su parte, aseguraba hace unos años en una entrevista para Hola.com que estaba "contento con ser así de alto". Contaba entonces que dejó de crecer en 2008, cuando le sometieron a una operación para reducir el tumor que hace que tenga esa altura desmedida. Padece acromegalia, un trastorno provocado por ese tumor, que, localizado en la glándula pituitaria, multiplica la producción de la hormona de crecimiento. No se lo lograron quitar, pero sí pudieron aislarlo y, de ese modo, impedir que Sultan siguiera creciendo.

 target=

Jyoti y Sultan, frente a la Pirámide de Guiza (Getty Images)


Antes de entrar en el Libro Guiness, ayudaba a sus padres en el campo, pero tuvo que dejarlo por sus problemas de movilidad, que eran "cada vez más fuertes y dolorosos". Desde hace diez años, por suerte (y quizás debido a la popularidad de ser el hombre más alto del mundo), vive relajado, "disfrutando de todo". De hecho, en las fotos de Guiza se le ve contento junto a Jyoti.

RELACIONADO: Más noticias virales en 'Tu Otro Diario'

Está claro que tanto ella como él son felices con su singularidad y, a buen seguro, aprovecharon la ocasión para visitar los monumentos más emblemáticos de Egipto.