PROTAGONISTAS

Esta curiosa coincidencia de los recién casados Heidi y Ed demuestra que estaban predestinados

Un día, de novios, salieron a cenar con sus madres y supieron que las familias tenían gustos similares para pasar las vacaciones. Días después la madre de Heidi dio con una foto de su hija con 6 años junto a un niño que… ¡resultó ser Ed!

por Tu otro diario /


Heidi y Ed Savitt se casaron hace unos meses. Los dos tienen 26 años pero se encontraron con una sorpresa de cuando eran pequeños.

noviosdestino2FB

(Heidi Alice Savitt/Facebook)

 

La pareja comenzó a salir después de que Ed se mudara a una casa en la que Heidi había vivido con anterioridad. Le envió un mensaje para preguntarle cómo se utilizaba la secadora. Ahí empezó todo. O al menos así lo creyeron.

Fueron a cenar un día con sus respectivas madres y ellas empezaron a charlar acerca de sus gustos sobre qué hacer durante las vacaciones. La madre de Heidi, Kay, comentó que su hija tuvo un ‘amor de vacaciones’ cuando tenía seis años. Y añadió que curiosamente también se llamaba Ed y que pasaron mucho tiempo jugando juntos. Nadie de los que allí estaban prestó demasiada atención a lo que acababan de escuchar y pensaron que se trataba de una simple coincidencia.

RELACIONADO: Más vídeos virales y noticias de interés humano en Tu Otro Diario

No mucho tiempo después Kay dio con un álbum de fotos en su casa. Era de unas vacaciones que habían pasado en Turquía. Quitó el polvo de las tapas y se puso a verlas. De repente dio con una, de 1997, en la que su hija estaba junto a un niño de su misma edad. Se fijó y vio que era Ed, al que reconoció con facilidad.

noviosdestinoFB

(Heidi Alice Savitt/Facebook)

 

Según se recoge en dailymail.co.uk., Kay se puso a gritar. “Era sencillamente increíble”, decía. Se las mandó a la madre de Ed, Fiona, mientras trataba de explicar que quizá el subconsciente de haber compartido aquellas vacaciones les llevó Heidi y Ed a estar juntos años después.

Fiona, por su parte, comentaba que “cuando Kay me envió la foto de un niño llamado Ed, exclamé: ‘¡Dios mío, ese es Ed!’… Fue increíble. La enviamos a nuestros familiares y amigos, y todos quedaron asombrados. Los teléfonos no dejaban de sonar”.

Desde ese momento los padres y los hermanos de la pareja se han visto con frecuencia. Como apuntaba Kay “no solo fueron Heidi y Ed los que se conocieron en esas vacaciones, también nosotros”.

Heidi resaltaba la feliz coincidencia. “Es una locura pensar que podríamos habernos casado, compartido nuestras vidas, sin habernos enterado de esto”, decía. Reconocía que desde el momento en que empezaron a salir sabían que iban a estar juntos para toda la vida. Lo que la pareja desconocía es que el destino estaba de su lado.