PROTAGONISTAS

La generosa iniciativa de Faye, de 5 años, para ayudar a las víctimas de los incendios de California te conmoverá

Es hija de un bombero y conoce los problemas por los que han pasado muchos compañeros de su padre. Por eso ideó un plan para que los hijos de los bomberos afectados pudieran tener regalos de Navidad

por Tu otro diario /


Faye Segraves es una niña de cinco años e hija de bombero. Por esta razón, y a pesar de su corta edad, se ha enterado de las dificultades que han pasado muchos de los compañeros de su padre en los recientes incendios del sur de California.

hijabombero2FB

(Wildland Firefighter Foundation/Facebook)

 

Escuchó que uno de ellos, incluso, falleció mientras luchaba contra un fuego en el condado de Ventura. Según se recoge en ‘edition.cnn.com’, su madre, Kylee, le dijo que a veces suceden cosas malas “pero debemos enfocarnos en las cosas buenas”.

RELACIONADO: Más vídeos virales y noticias de interés humano en Tu Otro Diario

Al darse cuenta de lo ocurrido la pequeña pensó que tenía que ayudar. En poco tiempo recaudó 112 dólares, alrededor de 94 euros, para la fundación Wildland Firefighter. Ella puso 6 euros que había ahorrado y la madre el resto hasta completar esta cantidad. “Van a dar este dinero a las personas que han perdido a sus padres en el fuego”, decía Faye en un vídeo publicado en la página de Facebook de la fundación.

hijabomberoFB

(Wildland Firefighter Foundation/Facebook)

 

Cuando los miembros de la fundación se enteraron de la iniciativa de Faye se emocionaron. En la misma página resaltaban lo increíble que era la pequeña. “Estamos llorando por su espíritu tan conmovedor. Está intentando alcanzar su meta de lograr mil dólares que comenzó con los suyos”, describían. Por ahora ya se han recaudado más de 10.000 dólares, unos 8.430 euros, que serán de gran ayuda para las familias.

Kylee también escribió que su hija lo primero que sugirió fue poner una jarra fuera de casa para recaudar el dinero. Quería que fuera una cantidad suficiente como para que los hijos de los bomberos afectados pudieran tener regalos. Para ella era importante que tuvieran juguetes que les hicieran un poco más felices en Navidad.

Apuntaba que quiso compartir esta historia porque se sentía muy orgullosa del gran corazón de su hija. Un sentimiento similar al que tiene el padre que en ese momento estaba trabajando contra un incendio.

Con solo cinco años, Faye se ha convertido en un ejemplo de admiración para todos los que han sabido de su generosa iniciativa de prestar ayuda a quienes la necesitan en estos días.