MUNDO SINGULAR

Así será la primera ciudad flotante del mundo

El lugar en el que se construirá será la Polinesia Francesa y tendrá espacio para 300 personas, aunque tendremos que esperar al 2020 para ver esta 'utopía' hecha realidad

por Tu otro diario /


Un grupo de investigadores formado por ingenieros, biólogos, acuicultores, médicos, ambientalistas, artistas y especialistas en derecho marino, son los promotores del proyecto que pretende hacer realidad una de las mayores ‘utopías’ de la historia: construir ciudades sobre el mar.

ciudad

Imagen digital de la primera ciudad flotante (Captura de pantalla del vídeo de seasteading/YouTube)

Según The Independent, Joe Quirk, presidente de la organización sin ánimo de lucro Seasteanding Institute, explica que el proyecto consiste en la creación de una plataforma habitable en medio del mar, donde se podrían encontrar los mismos servicios que en otra ciudad de cualquier parte del mundo, con un gobierno incluido.

GALERÍA: Así serían las ciudades futuristas en medio del mar

Según Quirk, con este tipo de plataformas, se podrá mejorar el medio ambiente, mejorará la economía y permitirá la creación de gobiernos independientes.

¿Y en qué lugar nacerá este primero idílico paraje? La costa de la Polinesia Francesa ha sido la elegida. El número de personas a los que alojará asciende a 300 y 2020 es el año en el que sus creadores planean hacer realidad su sueño.

RELACIONADO: Más noticias sobre Mundo singular

El Gobierno de la Polinesia Francesa ya está llevando a cabo un nuevo proyecto económico para que el Seasteading Institute demuestre la viabilidad del proyecto, que tiene un coste de al menos 140 millones de euros (167 millones de dólares).

No todas las plataformas que se creen estarán pensadas para habitarse, algunas serán islas de investigación médica, incluso otras producirán energías renovables. “Nuestro objetivo es maximizar la libertad empresarial para crear empleos azules con objeto de dar la bienvenida a cualquier personas al próximo Nuevo Mundo”, explican.

Y aunque aún queden partes del estudio por mejorar, tal y como expresó a The New York Times el multimillonario Peter Thiel, que ha invertido 1,7 millones de dólares en el proyecto, se espera que en 2018 se inicie el desarrollo del proyecto para poder dar comienzo a las construcción de las plataformas flotantes.