Un hombre aprovecha el Black Friday y gasta más de 8.000 euros en regalos para niños de su barrio

Charlie K. iba a aprovechar la cita solo para comprarle un regalo a su hijo, pero se dejó llevar por un arranque solidario que ha hecho felices a muchos de sus vecinos

por Ediziones /


El Black Friday cada año reabre el debate sobre la forma de producir y consumir desenfrenadamente. La fórmula es un reclamo al consumismo puro y duro que cada año se salda con incidentes de mayor o menor gravedad. Pero, ¿cómo sería el debate si se usase este reclamo para hacer buenas acciones?

Twitter

Charlie K. decidió dejar pagados todos los pedidos que había encargados en la juguetería de su barrio. (Twitter)

Un hombre de Nueva Jersey, identificado como Charlie K., aprovechó este viernes negro para hacer feliz a una docena de familias de su localidad. Aquella mañana se despertó con la intención de comprar un regalo para su hijo, cuando se le ocurrió una idea. Se fue a una tienda Toys R' Us en la ciudad de Cherry Hill y pagó los pedidos que los clientes de la tienda habían reservado.

En total se gasto más de 10.000 dólares (unos 8.4000 euros) pagando más de 60 pedidos.

RELACIONADO: Lee más noticias virales

En declaraciones a algunos medios, dijo sentirse profundamente agradecido con su comunidad y quería devolver todo lo que le habían dado a él y a su familia: "Estoy tratando de llevar algo de felicidad a la gente, a la comunidad que me trajo la felicidad a mí y a mi familia".

Mujer regalos

Una de las mujeres que recibió los regalos de Charlie. (@HenryRossoff / Twitter)

Y por si esto supiera a poco, después se supo que Charlie K., también compró juguetes por valor de otros 2.000 dólares que terminó donando a Toy for Tots,  una organización benéfica que lleva regalos de Navidad a niños cuyos padres no pueden costearlos.

Un presentador de la CBS tuiteba su fotografía y agradecía en redes sociales su maravilloso gesto, que ha devuelto a muchos la fe en el ser humano.

La hazaña de este buen samaritano le ha hecho ganarse el apodo de 'Secret Santa' (algo así como 'amigo invisible') en redes sociales.

RELACIONADO: Un 'homeless' protagoniza una preciosa historia de generosidad que demuestra que el karma existe