¡Estaban predestinados! Nacieron el mismo día en el mismo hospital y han acabado casándose 27 años después

Jessica Gomes y Aaron Bairos acaban de darse un 'sí, quiero' que sella una historia común desde el primer aliento de sus vidas

por Tu otro diario /


"Son almas gemelas. Respiraron por primera vez en el mismo hospital", contaba a la prensa local Dolores Milho, amiga de la familia, que vive en Taunton (Massachusetts, Estados Unidos). Jessica y Aaron nacieron el 28 de abril de 1990 en el mismo hospital de Morton. Veintisiete años después, de nuevo juntos, se han casado poniendo la guinda a una hermosa historia de amor en la Iglesia de la Sagrada Familia en East Taunton.

Los recién casados que 'se concieron' de recién nacidos (Jessica Gomes/Facebook)

Los recién casados que 'se concieron' de recién nacidos (Jessica Gomes/Facebook).

No siempre estuvieron juntos. Durante su niñez, vivieron en localidades diferentes, hasta que cuando tenían 10 años, la familia de Jessica, que vivía en Raynhan, se trasladó de nuevo a Taunton y se reencontraron en la Escuela Secunadaria Coyle & Cassidy.

RELACIONADO: Más noticias sobre bodas y otras informaciones de interés humano

"Es impresionante. Es una historia bastante inusual", ha contado Jessica, que trabaja como enfermera. "Creo en el destino y esto que nos ha ocurrido es parte de eso", subraya.

Los recién casados coincidieron, además de en el instituto, en la autoescuela y rápidamente se dieron cuenta de que sus fechas de nacimiento coincidían. "Se lo contamos a nuestros padres que incluso se acordaban de haberse saludado en el hospital", cuenta Jessica.

Los novios, el día que se prometieron (Jessica Gomes/Facebook).

Los novios, el día que se prometieron (Jessica Gomes/Facebook).

Ella ha asegurado que cuando conoció a Aaron lo suyo fue amor a primera vista -o puede que sea mejor decir que fue amor a segunda vista, si contamos aquel primer encuentro en el hospital de bebés que ninguno de los dos recuerda-. Cuando eran adolescentes, Aaron la llamaba casi todas las noches después del instituto, relata Jessica: "Yo supe muy pronto que él era diferente".

Aaron por su parte cree que se trata de "una coincidencia muy buena. Tal vez fue el destino", dice. Lo que es seguro es que ninguno de los dos olvidará nunca el cumpleaños del otro. "Estaríamos en un gran problema si eso sucediera", bromea Jessica.