PROTAGONISTAS

Cancelaron su boda soñada para ayudar a los afectados por 'Irma' y su historia tiene un final a la altura de su hermoso gesto

Michael Davis y Lauren Durham son técnicos médicos de la Guardia Nacional Aérea y, a una semana de la boda, decidieron cancelarla para unirse como voluntarios a las labores de rescate. Precioso gesto que sus compañeros correspondieron de una forma muy especial

por Tu otro diario /


Se suponía que Michael Davis y Lauren Durham iban a casarse a mediados de septiembre. Pero una semana antes del gran día, ocurrió algo inesperado. Un huracán de proporciones y capacidad destructiva nunca vistas decidió complicarles la vida a ellos y a miles de personas que se han visto afectadas en mayor o menor medida por la catástrofe. Decenas han perdido la vida o se encuentran desparecidas. Cientos han perdido sus casas. Millones han sido evacuadas. Así que la pareja decidió cancelar su boda programada para rescatar a personas desconocidas que se encontraban en una situación desesperada.

Michael y Lauren (Florida National Guard/Facebook).

Michael y Lauren (Florida National Guard/Facebook).

"Queríamos ayudar con el huracán y dar un poco de alivio a los ciudadanos", ha contado Lauren a 'People'. "La Fuerza Aérea se guía por el credo 'el servicio antes que uno mismo'", dice Michael, por su parte, "así que para eso estamos aquí, para poner a los ciudadanos primero".

Como técnicos médicos de la Guardia Nacional Aérea, la pareja sabe que tiene habilidades valiosas para ayudar en una emergencia. Así que se ofrecieron como voluntarios para unirse a un equipo de búsqueda y recuperación de personas. Lejos del mar y de las arenas blancas de Atlantic Beach, en Florida, donde iba a ser su boda, los militares despegaron del Centro de Convenciones del Condado de Orange en Orlando.

RELACIONADO: Más noticias sobre el huracán Irma

Entre misión y misión, Lauren, de 24 años y Michael, de 26, escuchaban a sus compañeros bromear sobre la posibilidad de que se casaran durante el huracán. Y la broma se convirtió en un plan. Y el plan, en una misión que todos sus compañeros se esforzaron para llevar a cabo con el mismo rigor y profesionalidad con el que efectuaban sus labores de rescate y salvamento.

Alguien encontró un pequeño ramillete de flores de color naranja. Otros arreglaron sillas para formar bancos y un pasillo. Otro miembro de la Guardia Aérea que es un notario fue el elegido para servir como oficiante. Y el resto de los compañeros que se encontraba en aquel momento en el hangar hicieron el papel de invitados. Y la boda se celebró. Fue rara, pero fue hermosa, por el significado que encerraba. Eso lo saben mejor que nadie los novios.

RELACIONADO: Más historias virales y de interés humano en 'Tu Otro Diario'

El sargento mayor Zachary Morris llevó a Lauren al altar donde lo esperaba Michael y, poco después, se estaban dando el 'sí, quiero', poniendo así la guinda a una preciosa historia de generosidad y entrega. Pero también a una preciosa historia de amor. Llevan juntos años, desde que se conocieron en la inauguración de un club de Jacksonville, en Florida. "Fue amor a primera vista", ha contado Michael, aunque lo cierto es que no conectaron hasta la segunda vez que se vieron.

"Aquella segunda noche él me salvó la vida al vendarme un dedo en el que me hice un corte", bromea ella, "pero en realidad  acabó robándome el corazón". Tras años saliendo, los novios, que en la vida civil trabajan en un hospital y son estudiantes del Florida State College, ya son marido y mujer. Y aseguran que están felices con la decisión que han tomado de casarse de esta forma y que no se arrepienten en absoluto. ¡Enhorabuena y bravo por ellos!