Dos amigas de juventud viven un emocionante reencuentro 16 años después gracias a una extraordinaria casualidad

Naima y Saida habían perdido el contacto, pero el destino ha querido juntarlas de nuevo

por Tu otro diario /


Naima Souissi y Saida Chehbouni eran íntimas amigas cuando vivían en Montreal, Canadá. Más tarde, por diferentes circunstancias, las dos se mudaron a ciudades de Estados Unidos y perdieron el contacto.

Ahora, varios años después, han vuelto a saber la una de la otra gracias a una casualidad.

UCB Twitter

La casualidad ha querido reunir a Nissma y Roaya, sus hijas, en la misma universidad. (UC Berkley / Twitter)

Sus hijas estudian en la universidad de Berkeley, en California. Nissma y Roaya, que así se llaman, se conocieron por un amigo común y pasaron el primer año sin saber nada de lo que unía a sus familias. "Descubrí que era de Virginia y que, casualmente, era marroquí y canadiense como yo", escribía Roaya en Twitter según se recoge en dailymail.co.uk.
 

Pasaban muchas horas juntas no sólo en clase sino también cuando salían a tomar algo. Así lo contaba Nissma en la misma red social: "Nos sentamos juntas en clase de química todo el semestre, íbamos al brunch... y decidimos ser compañeras de habitación al año siguiente".

UCB Twitter

Las madres de Nissma y Roaya fueron también íntimas amigas 16 años atrás. (UC Berkley / Twitter)

Si esto fue lo que ocurrió el primer año, durante el segundo la relación entre ambas se ha estrechado aún más, especialmente desde el momento en que comenzaron a compartir piso.

Un día Roaya llamó a su madre a través de FaceTime y, como aún no sabía ni intuía nada, creyó que iba a presentarle al padre de su amiga, que les había ayudado con la mudanza. Este, después de hablar un rato con la madre, comenzó a hacer preguntas a las jóvenes sobre la familia y el padre de Roaya. Cuando supo algunos datos les preguntó por el nombre y en cuanto se lo dijeron, contestó: "Conozco a tus padres".

Les explicó que los dos fueron a la misma universidad y que las familias en esos años, además de ser vecinos en la ciudad de Montreal, habían entablado una estrecha relación de amistad.

Según recoge ABC News las jóvenes se enteraron de que sus madres habían estado embarazadas de ellas al mismo tiempo y de que había fotos de las dos juntas cuando eran muy pequeñas.

UCB Twitter

Nissma y Roaya ya compartieron juegos cuanod apenas eran unas bebés.  (UC Berkley / Twitter)

Gracias a esta casualidad han podido reencontrarse años después. En la emotiva reunión las madres rieron y lloraron de alegría mientras Nissma decía que "la mejor amiga es la mejor amiga incluso cuando pasan 16 años".