PROTAGONISTAS

El gesto heroico de Austin, que con solo 16 años reaccionó de la mejor forma para salvar la vida de un hombre

Llevaba dos días trabajando en un restaurante y se dio cuenta de que un hombre estaba sufriendo un ataque. Sin dudarlo fue hacia él, le hizo reanimación cardiopulmonar y le salvó la vida. Ahora le han agradecido el gesto tanto él como la empresa en la que trabaja

por Tu otro diario /


El joven Austin Goddard, a sus 16 años, ha hecho algo memorable en su lugar de trabajo.

Llevaba solo dos días en un local de la cadena Skyline Chili, en Cincinnati, Ohio. Estaba en sus ocupaciones cuando se dio cuenta de que un hombre mayor estaba sufriendo un ataque al corazón mientras comía.

restauranteviral

(@NewsLaw1/Twitter)

 

Austin corrió hacia él y con rapidez empezó a hacerle ejercicios de reanimación cardiopulmonar. Según contó a ABC News el miedo no fue un factor que tuviera en cuenta en ese momento. Al llegar un oficial de policía el hombre comenzó a responder.

El adolescente había aprendido a hacer estas maniobras de reanimación en el colegio y no dudó en realizárselas al cliente, de nombre Larry, que se encontraba en Ohio por una boda.

RELACIONADO: Lee más noticias virales

Logró reanimarle y poco después los servicios médicos le trasladaron a un centro sanitario. Una vez que todo se tranquilizó en el restaurante Austin se marchó a casa para contar lo sucedido a su madre, Shannon, que también trabaja en Skyline. Ella lo sabía por un mensaje del padre.

Llegó emocionado, tembloroso y prácticamente sin poder hablar. "Le dije que estaba muy orgulloso de él", explicaba Shannon en declaraciones a ABC News. A su edad es "más maduro y maneja las cosas de manera distinta… es un niño increíble”, añadía.

RELACIONADO: La emotiva (y elaborada) sorpresa de Tom a su familia al regresar de su destino militar

Días después Austin recibía el reconocimiento de Larry. Le envió una fotografía en la que podía leerse "gracias Austin por salvarme la vida". Y también le felicitaron desde la cadena de restaurantes. Su directora de marketing, Sarah Sicking, decía que el director general de la empresa estaba trabajando para homenajearle por su acto tan valiente. “Estamos orgullosos de Austin por cuidar de nuestro cliente. Salvó la vida de un hombre… requiere mucho coraje y era su segundo día de trabajo”, resaltaba Sarah.

Austin está contento pero trata de restarle importancia a lo hecho. Ahora piensa en renovar su certificado en reanimación cardiopulmonar y solo espera que Larry se recupere bien. Un gesto heroico que recordarán siempre sus familiares y, sin duda, los de Larry.