El exmillonario que se convirtió en un Robinson Crusoe: lleva más de 20 años viviendo en una isla desierta

David Glasheen cambió de vida tras sufrir una importante crisis vital

por Tu otro diario /


David Glasheen era un exitoso empresario de Sydney, con una fortuna valorada en 28 millones de dólares. Pero un crack bursátil le hizo perder casi todo en 1987. No solo eso, sino que le sumió en un profunda crisis personal a la que se añadió su divorcio.

Youtube

David Glasheen en su isla desierta. (Docastaway/ Youtube)

En plena vorágine existencial conoció a una mujer que le inspiró con la fantasiosa idea de mudarse a una isla desierta. ¿Por qué no? Debió decirse… Glashenn hizo suyo el proyecto y en 1993 se mudó a Restorarion, una paradisíaca y salvaje isla desierta en el noroeste de Australia. Hoy tiene 74 años y sigue siendo un feliz Robinson Crusoe en un oasis. 

RELACIONADO: Le más historias increíbles y virales

Su historia la cuentan el blog Design Your Trust por un parte y por otra el de Docastaway, una agencia de viajes especializada en isla desiertas y dirigida por un español, Álvaro Cerezo. Cerezo visitó hace cinco años a este peculiar naúfrago y pudo constatar sus difíciles condiciones de vida: cada día tiene que hacer frente a peligrosos animales, como las serpientes taipan de la costa, que son muy venenosas, o los voraces cocodrilos de agua salada que nadan en las aguas que rodean la isla. 

Youtube

Glasheen cuenta con un barco con el que desplazarse si le hace fatla algo. (Docastaway/ Youtube)

En este tiempo, más de veinte años, Glashenn no ha tenido más remedio que aprender técnicas de supervivencia. No obstante, está muy bien organizado. Incluso cuenta con paneles solares para disponer de electricidad y Wifi. También tiene una pequeña barcaza de aluminio y un motor de 30 caballos que emplea para acercarse a la civilización siempre que necesita algo. 

Hasta hace poco el exmillonario convivía con su perro Quassi, que llegó a sobrevivir a dos ataques de cocodrilo. Sin embargo, el año pasado la picadura de una serpiente terminó con su vida y, entonces, Glashenn se quedó solo absolutamente solo. Tras unos meses de duelo se hizo con una nueva compañera, la perrita Polly, de la que asegura que es muy lista.

Youtube

Convivió durante años con Quassi, su compañero más fiel. (Docastaway/ Youtube)

 Eso sí, según Cerezo, también le encanta recibir visitas de los locales o de otros aventureros. Y es que, aunque asegura que es totalmente feliz, confiesa que a veces echa en falta una conversación inteligente. 

RELACIONADO: Estos presos se han convertido en héroes tras salvar la vida al policía que les vigilaba 

Glasheen además está pidiendo ayuda: el Gobierno australiano ha reparado en su presencia en la paradisíaca isla de Restoration y le acusa de ocuparla. Quieren expulsarle para hacer una explotación turística del emplazamiento y han iniciado una batalla legal contra él. Glashenn asegura que no piensa abandonarla. Tampoco tiene a dónde ir. En el peor de los casos, si la policía llegara a expulsarle, planea quedarse a vivir en la playa, pues en Australia todas las playas son públicas. Sea como fuere tiene claro que quiere terminar sus días en la isla.