MUNDO SINGULAR

El bebé panda más mimoso no se separa de su cuidador

Este vídeo prueba que los pandas pueden ser adorablemente molestos

por Ediziones /


En muchas ocasiones, cuando un ser humano cuida de un animal desde que es un cachorro se genera un vínculo muy especial entre ambos. No importa que animal sea, si es una mascota o un animal salvaje como un león, por ejemplo, un tigre o un oso. En este caso, un pequeño oso panda. El vínculo que se ha creado entre su cuidador y el plantígrado es muy especial, de mucho cariño; tal vez demasiado; tal vez hasta empalagoso...

En las imágenes que veréis a continuación se observa a un bebé panda y a su cuidador dentro del recinto habilitado para el oso. El hombre está preparando el bambú para el animal, para intentar recrear su medio ambiente natural y que le sirva también de alimento. Pero el pequeño oso no está por la labor de ver cómo su amigo trabaja. Lo que quiere son mimos y juegos, y por eso se agarra a su pierna constantemente, para que deje de trabajar y le preste toda su atención a él.

El hombre intenta deshacerse de él en varias ocasiones dejándole en lugares de cierta altura para que no se moviera y así poder terminar su tarea, pero el panda, testarudo, acababa por bajar y abrazarse, de nuevo, a la pierna de su amigo. El vídeo fue compartido por ipanda, una cámara que transmite en directo imágenes de estos osos del centro de investigación Chengdu.

En poco menos de 24 horas el vídeo se convertía en todo un fenómeno viral en Facebook con más de 64.000.000 de reproducciones, más de 600.000 reacciones y 1.300.000 veces compartido. A día de hoy acumula casi 190 millones de reproducciones. No es para menos, la ternura que este osito despierta es enorme.