¡Scott es el padre más guay del mundo! El ‘juguete’ que le construyó a su hijo de 3 años se ha hecho viral

Es piloto de la marina y reconoce que el tiempo que se está en casa es importante. Al terminar el proyecto y ver lo mucho que Wyatt lo disfrutó dio las gracias a su mujer por apoyarle en estas ideas

por Tu otro diario /


Scott Brazelton tiene un hijo de tres años. Cuando nació Wyatt, él estaba destinado en el Golfo Pérsico. Es piloto de la marina y aunque cree que la carrera militar "es una gran oportunidad, el tiempo en casa cuenta e importa", decía en declaraciones recogidas por komonews.com.

Por esta razón decidió que debían hacer algo que, como familia, les hiciera estar juntos en Oak Harbor, Washington. Tenía que ser algo constructivo y al mismo tiempo divertido.

Padre e hijo con su montaña rusa

(Scott Brazelton/Jukin Media/Youtube)

Habían llevado al pequeño a Disneylandia y allí pudieron comprobar lo mucho que disfrutó Wyatt al montarse en una montaña rusa. En ese momento pensaron que iban a construirle una en su jardín, de proporciones más reducidas, obviamente, en lugar de la casa de madera que tenían pensado hacer.

RELACIONADO: Este padre convirtió la habitación de su hija en un cuento de hadas

Para Scott que quedara mejor o peor no era lo realmente importante. Lo que buscaba era estar con su hijo el mayor tiempo posible y pasarlo bien con él.

A su mujer le pareció buena idea y, durante tres meses, Scott diseñó y construyó el proyecto atendiendo a los consejos de Paul Gregg, un ingeniero retirado que tiene publicados libros en los que explica cómo poner en marcha montañas rusas en jardines. Todo le supuso alrededor de 1.230 euros entre materiales y herramientas.

 

En el vídeo subido a YouTube se ve cómo padre e hijo se divierten mientras finalizan los trabajos. Enseguida Scott empuja a Wyatt, subido en un asiento parecido a un cohete, para que haga el primer 'viaje' en su propia montaña rusa. El pequeño no deja de gritar durante el recorrido y al acabar, fascinado, repite que quiere hacerlo otra vez.

RELACIONADO: Bobbie se quedó asombrada al ver la habitación de sus sueños, decorada con dibujos de Disney

Después de ver el resultado Scott escribía un mensaje de agradecimiento junto al vídeo, que ha sido reproducido en más de 234.000 ocasiones. “Gracias a mi maravillosa esposa Brittany por apoyarme en mis locos proyectos… Gracias Wyatt por dejarme ser un niño otra vez… y gracias a Paul Gregg por su asesoramiento” apuntaba. Y anunciaba que iría subiendo más grabaciones de cómo fue el proceso de construcción de la montaña rusa.

Juguete del padre

(Scott Brazelton/Jukin Media/Youtube)

Todo el esfuerzo había merecido la pena con solo ver la cara tan sonriente del pequeño Wyatt. Cuando sea mayor seguirá disfrutando de las imágenes al igual que lo harán sus padres.