PROTAGONISTAS

¡El mejor regalo es el amor! La sorpresa de un militar sevillano a su hija emociona a todo el que la ve

Paloma celebraba su octavo cumpleaños sin su padre, destinado en una misión en África. El vídeo de su regalo-sorpresa supera los 6 millones de visualizaciones en Facebook en solo unos días y seguro que te arranca una lagrimita...

por Tu otro diario /


Una caja muy muy grande envuelta en papel de regalo. Eso fue lo que encontró Paloma Larios cuando entró en el garaje. Era su cumpleaños y al ver el voluminoso regalo la niña se dirigió ansiosa a abrirlo, dando saltitos.

La niña no podía imaginar que dentro de esa caja no había un juguete (Jesús Larios/Facebook)

La niña no podía imaginar que dentro de esa caja no había un juguete (Jesús Larios/Facebook)

Sus familiares lo registraban todo en vídeo, como en cualquier fiesta de cumpleaños que se precie, solo que aquella iba a ser muy especial para Paloma, una niña con 8 años recién cumplidos que echa mucho de menos a su papá.

Porque su padre, Jesús Larios, es militar y pasa temporadas fuera de casa cuando le destinan al extranjero, como la misión contra la piratería que le ha llevado a estar dos meses en Yibuti.

FOTOGALERÍA: Más imágenes de esta familia aficionada a las sorpresas

La pequeña creía que estaba todavía en África, no sospechaba que Jesús había adelantado su viaje para no perderse esa fecha tan importante y que tanta ilusión le hace a cualquier niño.

Así que no podía imaginar siquiera que lo que había en aquella enorme caja no era un juguete muy grande, sino amor puro y verdadero. Su padre se había escondido allí para darle una sorpresa que Paloma difícilmente podrá olvidar.

De hecho, cuando ella consigue por fin abrir la caja con ayuda de sus familiares y amigos y descubre a su padre no puede evitar romper a llorar. No es difícil imaginar su pequeño corazón latiendo a toda velocidad al ver a su padre allí dentro. Y es facilísimo contagiarse de su emoción al ver su alegría, limpia y sincera.

"No quería soltarme", ha contado Jesús a la prensa local, todavía emocionado, explica porque la niña pensaba que en aquella caja habría un patiente. Lógicamente, le dio igual que el juguete no estuviera allí.

Un momento muy emocionante que ha arrancado más de una lagrimita en Facebook, donde su padre colgó el vídeo con idea de que lo vieran sus familiares en el pueblo sevillano de Villamanrique de la Condesa, ya que él, su mujer, Rosa, y su hija viven en Morón de la Frontera.

Lo que no podía imaginar él es que el vídeo iba a alcanzar las más de 6,1 millones de reproducciones e iba a compartirse más de 75.000 veces en solo unos días.

Ahora Jesús estará unos meses en ESpaña, ya que hasta julio no se marcha de nuevo de misión al extranjero, y gracias a eso su hija Paloma podrá disfrutar con su regalo más preciado: el amor de su papá.