La fuga de empresas de Cataluña continúa con Planeta, Catalana Occidente, eDreams o Idurken