De trabajar en un McDonald's a liderar un negocio millonario: Rupesh Thomas, un 'Slumdog Millionaire' de la vida real

Llegó a Inglaterra con 23 años y 680 euros en el bolsillo. Ahora, a los 39, es un rico empresario que vive en una casa de más de un millón de euros

por Tu otro diario /


Rupesh Thomas se denomina a sí mismo el 'Slumdog Millionaire' de la vida real, pero, a diferencia del protagonista de la exitosa película, no se hizo rico ganando un concurso de televisión, sino trabajando duro. Muy duro. Su historia de éxito arrancó cuando tenía 23 años y emigró de Kerala, en el sur de La India, a Inglaterra persiguiendo el anhelo de una vida mejor. Vendió su moto para pagarse el billete de avión y le pidió algo de dinero prestado a su padre, que logró reunir 680 euros para que su hijo intentase alcanzar sus sueños.

https://www.tuotrodiario.com/empresa/galeria/2018050774459/rupesh-thomas-slumdog-millionaire-vida-real/1/

Rupesh y su mujer, Alexandra, socia de su negocio (Tuk Tuk Chai/Facebook).

"Soy una prueba de que si trabajas duro puedes tener éxito", asegura él en declaraciones a 'The Sun'. Rupesh Thomas empezó a trabajar en un McDonald's donde le pagaban 4,5 euros la hora nada más llegar a Inglaterra en 2002, cuando vivía en el barrio de Stratford, en el este de Londres. Y no solo eso, también cuidó a personas mayores y fue vendedor a domicilio, un duro trabajo en el que sabía que solo en una de cada 300 puertas a las que llamase iba a conseguir vender algo: "Aquello me enseñó a seguir sonriendo a pesar de que la gente me rechazaba", dice. Todo para saldar la deuda que había contraído con su padre.

RELACIONADO: De vender entradas de cine a ser el segundo hombre más rico de Rusia: la historia de Mikhail Fridman

Su actitud positiva hizo que lo ascendieran a líder del equipo de vendedores y en el trabajo conoció también a la que más tarde se convertiría en su mujer, Alexandra. La pareja se casó dos veces: una vez en Francia, de donde ella es originaria, y otra en La India. Allí, en el país de su marido, Alexandra "se enamoró del té chai, una variedad local". Y allí surgió la idea de introducir esta variedad en Reino Unido, la 'meca' del té, donde tomar esta bebida a media tarde es casi una religión. Durante sus años de duro trabajo, ambos habían conseguido ahorrar la importante cifra de 170.000 euros y se los jugaron íntegramente a esa carta.

RELACIONADO: Más historias de millonarios en Tu Otro Diario

Rupesh Thomas

Este era Rupesh en una foto de su niñez, cuando vivía en La India (Tuk Tuk Chai/Facebook). 

"Empecé a pensar y a ahorrar. Nos planteamos empezar a producirlo", cuenta. Dicho y hecho. En 2015 fundaron su propia empresa, Tuk Tuk Chai, que tres años después se ha convertido en un exitoso negocio valorado en varios millones de euros. Ahora, la pareja que empezó trabajando duro y viviendo en un humilde piso de Stratford ocupa una mansión en Wimbledon, al sur de Londres, que vale más de un millón de euros. Allí crían a su hijo Kian, de siete años, a quien tratan de inculcar su fórmula de éxito en la vida: humildad y trabajo duro.

Rupesh Thomas

Ahora trata de inculcarle a su hijo Kian la fórmula que le llevó al éxito (Tuk Tuk Chai/Facebook).

En mayo de 2017, los grandes almacenes Harvey Nichols firmaron con ellos un acuerdo para distribuir su té en varias de sus tiendas del Reino Unido y, en diciembre, Rupesh firmó otro acuerdo con la cadena de supermercados Sainsbury's, la segunda más grande del país, y su té llegó así al mercado masivo.