Sol Daurella, la rica heredera y empresaria española capaz de ganar 19 millones en un día

La presidenta de Coca-Cola European Partners obtuvo un beneficio, junto a su familia, de 19 millones de euros por el reparto del dividendo de la compañía

por Tu otro diario /


Se desplaza en helicóptero desde su propiedad en la suntuosa urbanización de Les Espiraltes -en Bolvir- a su casa de La Cerdanya, es socia del Club de Golf de El Prat y, en verano, suele navegar en yate por el Mediterráneo, pero el lujo no es lo más característico de Sol Daurella, una mujer que ha sabido dirigir el imperio familiar e impulsarlo hasta cumbres insospechadas.

Sol Daurella

Sol Daurella, presidenta de Coca-Cola European Partners (Europa Press)

Más allá de poseer una de las mayores fortunas de España -valorada en más de 1.000 millones de euros, según Forbes- Sol Daurella es madre de dos hijos, José y Sol, su auténtico ‘leit motiv’. El mayor es fruto de su matrimonio con Joan Albiol, y la pequeña, aún una niña, es la única hija en común con su actual marido, el empresario catalán Carles Vilarrubí, a quien conoció jugando al golf.

RELACIONADO: Así es como la hija menos conocida de Amancio Ortega ha ganado casi 90 millones en un año

Su faceta como empresaria se la ha labrado a conciencia. Es cierto que es heredera de un imperio familiar ligado a Coca-Cola, pero la exquisita formación y el concienzudo trabajo diario de Sol han encumbrado aún más la empresa de los Daurella.

Con un máster en Finanzas en la Universidad de Berkeley, inició sus estudios en el extranjero ya en la secundaria, cuando se trasladó a Suiza para matricularse en el colegio inglés de Montreux. Además, tiene un MBA en Esade y se licenció en Administración y Dirección de Empresas en la Universidad de Barcelona.

Se puso al frente del negocio familiar a los 27 años, cuando su padre, José Daurella, la nombró consejera delegada. El origen de la empresa data de finales del siglo XIX, época en la que Santiago Daurella, abuelo de Sol, comerciaba con bacalao y salmón. El patriarca fundaría, después, una fábrica de bebidas gaseosas con la que obtuvo la primera licencia para distribuir Coca Cola en España. 

La sociedad que aglutina todos esos negocios (el del bacalao y el salmón continúan existiendo a través de la empresa Royal) se llama Cobega, de la que Sol es accionista mayoritaria, y que también es la distribuidora de Nespresso en España y propietaria de Cacaolat.

El gran éxito de Sol Daurella al frente de Cobega ha sido encabezar la fusión de todas las embotelladoras de Coca Cola en la Península Ibérica primero -en 2013- y de la mayor parte de las europeas después -en 2015-. Desde que se se pensara en crear Coca-Cola European Partner, la multinacional estadounidense tuvo claro que sería Sol quien estuviera al frente de esta nueva compañía que, desde el inicio, cotiza en la Bolsa de Nueva York, Ámsterdam y Londres.

RELACIONADO: Ana Botín, la reina absoluta de las finanzas

Los resultados, con ella como presidenta, son casi inmejorables, ya que Coca-Cola European Partner obtuvo un beneficio de 549 millones de euros en 2016. El pasado mes de junio se hizo el reparto del primer dividendo a cuenta de los resultados del año y a Sol y a su familia -a través de Cobega, que posee un 18,9% de la embotelladora- les correspondieron 19 millones de euros, que se suman a los más de 300.000 que ella cobra por dirigir la división europea de la multinacional.

Con fama de ser extremadamente discreta y de trabajadora innata, Sol no se ha conformado con recibir, sin más, una herencia con la que podría haberse alejado de todo tipo de estrés. Ella ha elegido mantenerla, impulsarla y sentar las bases para la que recibirán el día de mañana sus hijos. Consejera y accionista, además, del Banco Santander, de Acciona y de Ebro Foods, no cabe duda de que Sol Daurella se ha forjado una carrera intachable como una de las empresarias más importantes de España y de Europa.