La gasolina y el diésel cambian de nombre: ahora serán E5, E10, B7, B10 y XTL

El nuevo etiquetado entrará en vigor en octubre

por Tu otro diario /


El próximo 12 de octubre entrará en vigor la nueva normativa europea sobre el etiquetado para carburantes y vehículos que tiene como objetivo mejorar la información a los consumidores debido a la variedad de combustibles existente. En la práctica supondrá que ya no repostaremos el diésel y la gasolina como lo hacíamos hasta ahora, sino que tendremos que familiarizarnos con la nueva nomenclatura

Gasolina EFE

Imagen de archivo de una estación de servicio (EFE). 

Esta regulación especifica las 13 etiquetas distintas para cada tipo de combustible, desde los derivados del petróleo hasta los biocombustibles, pasando por el gas natural, entre otros. En este sentido, las nuevas etiquetas estarán situadas en las proximidades del tapón de llenado o de la tapa del depósito de los vehículos nuevos, en los manuales de usuario de estos automóviles, así como en los aparatos surtidores de las estaciones de servicio y en los concesionarios.

RELACIONADO: Más noticias de consumo en 'Tu Otro Diario'

Cuando los clientes vayan a repostar y abran el tapón de llenado de combustible en su vehículo, un identificador común será visible tanto en el vehículo como en el aparato surtidor y el boquerel, brindando una guía sobre el carburante que es compatible con su vehículo.

Los combustibles actuales tienen cierta cantidad de biocombustible y algunos modelos y motores solo pueden estar propulsados por carburantes que no sobrepasen unas determinadas cantidades de estos. Las nuevas etiquetas marcarán la cantidad de biocombustible que se está empleando en cada caso. 

Carburantes

Gasolina: los tipos de gasolina vendrán enmarcados por un círculo. Una etiqueta con la letra 'E' seguida por un número marcará el porcentaje de etanol que contiene ese carburante: un 5, un 10 o un 85 por ciento. Es decir, la gasolina podrá ser E5, E10 o E85. 

Diésel: quienes posean un coche con este combustible tendrán que repostar en los surtidores con un distintivo cuadrado con la letra 'B'. En este caso la 'B' hace alusión a la cantidad de biocomponentes del carburante, y hay dos tipos, B7 y B10. Existe además el diésel sintético, que se distingue por las siglas XTL. 

Otros combustibles: los coches propulsados por combustibles basados en gases tendrán un distintivo con un rombo y siglas: hidrógeno, (H2); Gas Licuado del Petróleo (LPG); Gas Natural Comprimido (CNG) y el Gas Natural Licuado (LNG).