Retiran un kit de maquillaje infantil de todas las tiendas de España por contener restos de amianto

La OCU destaca que no es la primera vez que son alertados por productos de esa marca

por Europa Press /


La última advertencia de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) afecta a un juguete utilizado por los más pequeños. Se trata de un estuche de maquillaje infantil de la marca Claire's que presenta restos de amianto y que ya ha sido retirado de las tiendas españolas. Es un estuche rígido de color violeta y en forma de corazón que contiene sombras, colorete, lápiz labial, polvo compacto, rímel y lápices de ojos.

Maquillaje

El kit de maquillaje que han retirado (OCU/Europa Press)

La alerta de la presencia de amianto en este juguete ha sido emitida por las autoridades de la República Checa y recogida por el Sistema Europeo de Alerta Rápida (RAPEX), lo que automáticamente implica su retirada del mercado y la destrucción de las unidades presentes en el mercado europeo. La organización ha confirmado que el producto ya ha sido retirado de las tiendas españolas de Claire's, pero advierten de que "muchos consumidores pueden haberlo comprado", por lo que recomiendan devolverlo a la tienda en caso de poseerlo.

RELACIONADO: La OCU reclamará a Facebook que indemnice con 200 euros a cada usuario por la filtración de datos

La OCU ha destacado que no es la primera vez que productos de esta cadena aparecen en el sistema RAPEX. Según ha recordado, en abril de 2018 las autoridades holandesas encontraron restos de amianto en dos cajas de maquillaje y mandaron retirar los productos de las tiendas. En diciembre de 2017 ocurrió un "caso similar" en Estados Unidos. Por ello, ha exigido a la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) que se realice una inspección a todos los productos de Claire's. La OCU considera "inaceptable" que la marca presente el mismo problema en un intervalo de dos meses y advierte de que este tipo de alertas son "de alto riesgo".

Además, han llamado a Claire's a responder ante los consumidores que hayan comprado los productos y "sobre todo" que se comprometa a establecer un plan de seguridad para identificar la causa de contaminación de los productos y aplique medidas para minimizar los riesgos.