Estas son las tres autopistas de peaje que pasarán a ser gratis

El Gobierno levantará el peaje de aquellas cuyo plazo de concesión finaliza en 2018 y 20109 y que, por tanto, son devueltas al Estado

por Europa Press /


El Gobierno de Pedro Sánchez ha anunciado el fin del peaje de las tres autopistas cuyo plazo de concesión concluye este año y el que viene y que, por tanto, volverán a pertener al Estado. José Luis Ábalos, ministro de Fomento, ha sido el encargado de hacer pública la decisión que afecta a la AP-1 Burgos-Armiñón, cuyo plazo de concesión finaliza el 30 de noviembre, la AP-4 Sevilla-Cádiz y el tramo de la AP-7 entre Alicante y Tarragona, cuyo de concesión tendrá lugar el 31 de diciembre de 2019. 

Autopista

Un autopistas Abertis en Girona (EFE/Archivo)

Las tres vías suman 552 kilómetros de longitud, alrededor del 21% de la red total de 2.550 kilómetros de vías de pago del país y en total resgistran un tráfico de 16.825 usuarios al día y generan ingresos de 370 millones de euros al año. La AP-4 y la AP-7 son concesiones de Abertis, grupo sobre el que ACS y la italiana Atlantia acaban de concluir la OPA que lanzaron para hacerse con la compañía, actual primer grupo gestor de vías de pago en España, mientras que la AP-1 actualmente es de Itínere, participado por Sacyr. 

RELACIONADO: Tres de cada cuatro conductores españoles se han equivocado alguna vez por la mala señalización en carretera

En el caso de la AP-1 Burgos-Armiñón, se trata de una autopista que fue abierta al tráfico en 1984, de 84,3 kilómetros de longitud, que forma parte del eje de comunicaciones entre el centro de país y Europa a través de Francia. La AP-4 Sevilla-Cádiz cuenta con 93,82 kilómetros de longitud y el tramo de la AP-7 entre Tarragona y Valencia recorre 225,3 kilómetros de longitud.

RELACIONADO: Tráfico rebajará la edad para poder conducir un camión

La medida ha sido bien recibida por el colectivo de camioneros que han "aplaudido" el anuncio. "La medida aportará indudables ventajas para mejorar la seguridad vial y descongestionar la red viaria nacional", ha asegurado la patronal del sector Fenadismer, que agrupa a 32.000 empresas de transporte de mercancias. La asociación prevé que la eliminación del peaje permita distribuir mejor los tráficos, tanto los privados como los profesionales, entre distintas infraestructuas, "dado que la elección entre una y otra vía ya no se basará en criterios exclusivamente económios como hasta ahora".