Te damos tres valiosos consejos para ahorrar impuestos en el futuro si vas a recibir una herencia

En algunas comunidades los Impuestos de Sucesiones son más altos que otras. Vivas donde vivas, con estos tres consejos lograrás ahorrar

por Tu otro diario /


En muchas ocasiones recibir una herencia pone en un aprieto al ‘afortunado’. Las disputas familiares y los Impuestos de Sucesiones demasiado altos en algunas comunidades complican aún más las situaciones. Por eso, desde la Organización de Consumidores y Usuarios, ofrecen algunos consejos para que los herederos puedan ahorrar impuestos antes de heredar y después. Estos consejos están dirigidos a todo tipo de contribuyentes.

Señora

Una mujer mayor hablando por teléfono (Pixabay)

La legislación autonómica sobre el Impuesto de Sucesiones y donaciones presenta grandes diferencias territoriales en cuanto a tipos impositivos, reducciones, deducciones y bonificaciones. Según un estudio de la OCU de septiembre de 2017, existen diferencias de hasta 340.000 entre comunidades. Canarias es la comunidad autónoma donde más barato resulta heredar. Para ponerte un ejemplo, para heredar un patrimonio de 2 millones de euros en Andalucía se paga 344.997 euros frente a los 340 que solicitan en Canarias. Por eso, para que ahorres en impuestos vivas donde vivas, sigue esta estrategia de la OCU basada en tres pasos:

1. Afinar al valorar los bienes: A grandes rasgos, el Impuesto de Sucesiones es un porcentaje del valor de la herencia, que aumenta a medida que ésta es más valiosa. Por eso, según OCU, la valoración de los bienes heredados puede influir mucho en el resultado. Algunos bienes tienen el valor que objetivamente tuvieran al fallecer la persona que los deja en herencia: acciones, saldo en cuenta… Sin embargo, los bienes inmuebles, que en muchos casos suponen el mayor valor de las herencias, no tienen un valor indiscutible, sino que pueden valorarse por más o menos, ya que, aunque la ley exige que se declare el valor “real”, esta no puede concretarse más, ya que el mercado es libre y cambiante. Según OCU, acertar en la fijación de este valor es una de las claves para conseguir no pagar más impuestos de los necesarios

RELACIONADO: ¿Podemos acordar con nuestros hijos el reparto de la herencia para beneficiar a quien nos vaya a cuidar?

2. Dividir la sociedad de gananciales con astucia: Ante una sociedad de gananciales, lo más importante es que el patrimonio se reparta en dos lotes de igual valor cada uno, adjudicando bienes determinados y no adjudicar todos los bienes por mitad, pues permitirá tomar decisiones que implican ahorro, como adjudicar la vivienda al viudo o a la herencia dependiendo de la comunidad de residencia del fallecido, adjudicar a uno u otro cónyuge bienes con ganancias o con pérdidas...

Ancianos

Una figurita de dos personas en actitud cariñosa (Pixabay)

3. Evitar la doble tributación: Por último, la OCU recuerda que, si el testamento prevé dejar al viudo el usufructo o bienes en plena propiedad, esto supondrá que éste tenga que pagar el impuesto de sucesiones al recibirlos y, cuando fallezca y se transmitan a los hijos, ellos deberán hacer lo propio, con lo que se habrá tributado dos veces por lo mismo. Para OCU, lo más recomendable, por ser lo más práctico y económico, es que, si es posible, el viudo renuncie de forma “pura y simple”, de manera que la propiedad pase directamente a los hijos, aunque disfrute de ella en la práctica.