Puedes tener unas vacaciones de rico. Y lo sabes

Cinco consejos indispensables para darte el capricho de tu vida y no morir en el intento

por Elena Villegas /


Si ya estás pensando en tus próximas vacaciones y te gustaría, por una vez en la vida, disfrutarlas como si fueras millonario, no sufras; te contamos cómo conseguirlo. 

1. ENTRA EN UN CLUB EXCLUSIVO

Se te han antojado las islas Fiyi, por ejemplo, y te has empeñado en que el hotel sea de cinco estrellas… Hombre, 20 euros no te va a costar la noche, pero te lo podrás permitir: suscríbete a webs especializadas en viajes de lujo. En algunas de ellas podrás encontrar descuentos ¡de hasta un 70%!

Maldivas
Habitaciones de hotel dentro de la playa en Maldivas (GTRES)

2. EL TRUCO A PRUEBA DE NERVIOS

Muérdete las uñas -si quieres- durante la espera, pero aguanta: la manera más efectiva de conseguir chollos es apurar hasta el ultimísimo minuto. Existen varias webs y apps desde las que puedes comprar viajes en el último momento (como Last Minute); en Hotel Tonight es posible reservar hoteles de lujo a precio de uno de calidad media porque ofrecen las habitaciones que les han quedado vacías. Operan en pocas ciudades, pero si te vale Honolulu, es una gran opción.

3. RESERVA EL BILLLETE DE AVIÓN POR SEPARADO

Los paquetes vacacionales suelen salir mucho más caros, así que es mejor que compres primero el billete de avión. Hay varios trucos para conseguir el pasaje al destino que más te gusta a precios de ganga. Tu otro diario ya contó, hace unos días, un secreto y 5 consejos para comprar los vuelos más baratos.

4. RESERVA EN GRUPO

Da igual que seas single o que te dé pereza viajar con otras parejas; haz la reserva en bloque y luego vete a tu aire. Será más fácil negociar precio en una agencia de viajes física que por Internet y podrás ahorrarte un dinerito considerable. Cuantos más seáis, mejor.

5. VIAJA FUERA DE TEMPORADA

Este es el consejo que no te gustaría escuchar, pero no por eso deja de ser efectivo. Si te vas al Caribe, las temperaturas son agradables todo el año; te arriesgas a que te caiga una tormenta tropical, pero si no te importa jugártela (y si, además, sigues los consejos anteriores), conseguirás tu objetivo de viajar a todo lujo sin entramparte con el banco. Volverás como nuevo; no lo dudes.