Cómo conquistó a Begoña, su mujer, o las ocurrencias de sus hijas: Pedro Sánchez revela su lado más humano

En una íntima entrevista con Bertín Osborne en el programa de TVE 'En la tuya o en la mía' el candidato socialista habló de su juventud, de su familia y de sus aficiones.

por Tu otro diario /


Acostumbrados a tener que quedar bien, a repetir consignas o a aparentar seriedad, no es común que los políticos se relajen y se muestren distendidos. Pero Bertín Osborne se había marcado el objetivo de conocer al Pedro Sánchez 'persona', al "ser humano y no al político", como él mismo dijo al principio del encuentro. Y lo consiguió.

El candidato se dejó llevar y contó que se enamoró "perdidamente" de su mujer, Begoña Gómez, cuando tenía 31 años. "Hasta entonces fui un bala", bromeó. "Soy muy determinado y a mi mujer no veas la tabarra que le di. La conocí en el cumpleaños de un amigo y tuve que esforzarme mucho, porque me lo puso muy difícil".

Pedro Sánchez y su mujer

De su mujer dijo que es "positiva, constructiva, siempre ve el lado bueno de las cosas", elogió su "profesionalidad". "Una cosa que me encanta de ella es que no se dedica a la política", bromeó, "me da mucha caña" y también consejos. Ella trabaja como alta directiva en una empresa de marketing y no piensa abandonar su empleo si la familia tuviera que trasladarse a Moncloa si gana las elecciones.

Fue él quien le pidió matrimonio y lo contrajeron en una ceremonia civil en 2006 poco después del nacimiento de su hija mayor, Ainhoa, que "juega al baloncesto", según desveló Pedro Sánchez, algo que admitió que le llena de orgullo porque él fue base en las categorías inferiores de Estudiantes hasta los 21 años. Ahora Ainhoa le regaña porque él no va a verla en los partidos que juega.

También habló sobre Carlota, su hija menor, que tiene 8 años. Al proclamarse secretario general del PSOE le pusieron escolta. Eso fue el año pasado y a Carlota se le movía un diente. Cuando vio que un policía se apostó en la puerta de su casa, la niña le preguntó a Pedro Sánchez: "¿Y ahora por dónde va a a entrar el Ratoncito Pérez?", contó entre risas su padre.

Pedro Sánchez con su hija Ainhoa

Sobre su familia también dejó ver el orgullo que siente por su madre, que empezó a estudiar Derecho a los 40 años y logró licenciarse. "Yo entonces tenía 20 años y estudiaba Económicas... ¡y ella sabaca mejores notas que yo!", confesó. Su padre estaba empeñado en que aprendiera inglés y pedía un crédito todos los veranos para enviarles a él y a su hermano David, que es músico, a Irlanda. Aunque admitió que sirvió que poco.

El Rey Juan Carlos estuvo en su jura de bandera

Cuando acabó la universidad hizo la 'mili', en Campamento y en Cáceres y uno de sus compañeros era Alfonso Zurita, sobrino del Rey Juan Carlos, por lo que el monarca "vino a la jura de bandera".

Luego se fue a Bruselas, donde hizo un máster. Vivió allí dos años y medio. Y también trabajó durante 9 meses en Sarajevo. De regreso a España, inició su carrera política de la mano de la socialista Trinidad Jiménez en el Ayuntamiento de Madrid. Dejó la política temporalmente "y me puse a mandar currículums, como cualquiera". Tras un breve periodo en la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) regresó a la política, su verdadera pasión.

En cuanto a sus aficiones, dijo que le relaja pintar y que es un buen caricaturista, aunque no tiene mucho tiempo libre para dedicarse a ello. Por eso, suele aprovechar cuando tiene un día libre para estar con su mujer "e ir a cenar juntos a un restaurante asiático". Su comida preferida, la japonesa y la coreana: "A mí es que la comida picante me gusta mucho", afirmó.

Respecto a sus compañeros de profesión, dijo que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, "es afable" en la distancia corta y que si tuviera que irse de cañas con alguien del Partido Popular, seguramente lo haría con Esperanza Aguirre.

También bromeó con que el primer secretario del Partido Socialista de Cataluña, Miquel Iceta, que se puso a bailar con mucho desparpajo en un mitin lo hace mejor que la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, que demostró sus dotes cuando visitó el programa de Antena 3 'El Hormiguero'.

Él mismo admite que le gusta bailar. La última vez que lo hizo fue en julio, cuando salió de copas con unos amigos. Aunque lo más sorprendente en este capítulo es que de joven practicaba 'break dance' en Azca, una zona peatonal en pleno distrito financiero de Madrid.

Últimos comentarios

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema

Para poder comentar necesita ser usuario registrado de hola.com

Regístrate para comentar