El esperanzador mensaje de Virginia, víctima de violencia de género: 'Tenía mucho miedo. Ahora soy feliz'

Virginia vivió un infierno del que se puede salir y quiere que su testimonio sirva de ejemplo a otras mujeres que sufren violencia de género. ¿La clave para ella? Encontrar un empleo.

por Tu otro diario /


Este miércoles se celebra el Día Internacional para la Erradicación de la Violencia contra las Mujeres, una lacra social que puede dejarse atrás, como demuestra el caso de Virginia García, esposa y madre de dos hijos que un día decidió que no podía más y rompió con su agresor.

"Mi vida ha sido un continuo sufrimiento de mentiras y muchísimas lágrimas. Me casé con un hombre que me prohibió desde el principio hacer las cosas normales que hace cualquier mujer: salir con amigas, comprar... Lo peor fue aislarme de mi familia", cuenta.

Pero también sufrió violencia física: "En la última paliza me rompió el tabique nasal. Sus últimas palabras fueron: ¡Si no eres mía no serás de nadie... Tu fin es el cementerio!"

Virginia salió del infierno de los malos tratos

Ella tuvo el valor de denunciar, coger a sus hijos e irse a casa de su hermano. Pero entonces volvió el miedo. "Temía perder la custodia de mis hijos porque no tenía casa, ni trabajo, ni dinero, solo una orden de protección". Pese a todo, no dejó que ese miedo la paralizase.

Como otras 2.400 mujeres desde el año 2001, Virginia acudió a la Fundación Integra, una organización que ayuda a víctimas de violencia de género a encontrar un empleo, la 'primera piedra' del camino que empezó a construir a partir de entonces. Así lo reconocen 7 de cada 10 mujeres maltratadas, que ven "esencial" para salir de ese infierno tener un empleo que les permita ser independientes económicamente.

- Si quieres colaborar con la Fundación Integra, puedes hacerlo pinchando aquí

Ahora Virginia solo tiene palabras de agradecimiento para la fundación, que le ha aportado "estabilidad, felicidad y sobre todo la posibilidad de recuperar la autoestima que hace tantos años perdí".

El caso de Virginia se parece al de Pilar, que ha agradecido también a la fundación en una carta la ayuda que le han prestado. Ella también decidió dejar a su agresor y logró un trabajo, gracias al cual tal vez su hijo pueda lograr su sueño de convertirse en cirujano. "Mi hijo irá a la universidad, no tendré que decirle 'ya veremos'", cuenta, feliz.

"Siempre he pensado que una oportunidad es un derecho, que te la den multiplica la esperanza", asegura Pilar.

La Fundación Integra ha logrado en lo que va de año la contratación de 390 mujeres víctimas de malos tratos y ha puesto en marcha una campaña de concienciación con la que quiere recaudar fondos para seguir avanzando en su labor.

Se pone el foco en las víctimas más inocentes en estos casos: los niños. 'Ante la violencia, tú puedes mirar para otro lado. Ella no' es el eslogan de la campaña, protagonizada por una niña. Se estima que el 63% de los hijos de madres maltratadas son testigos de las agresiones, algo que repercute negativamente en su desarrollo y que ningún niño debería ver nunca.

Últimos comentarios

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema

Para poder comentar necesita ser usuario registrado de hola.com

Regístrate para comentar