El generoso gesto de Paul, el conductor de autobús que regaló un abrigo a un hombre sin hogar

Anna Marie McDaniel, que iba en el vehículo, lo compartió y se ha convertido en un fenómeno en las redes sociales.

por Tu otro diario /


En ocasiones se dan situaciones que no pasan desapercibidas para algunas personas. El hecho de que puedan parecer gestos o detalles no importantes es lo que precisamente hace posible que merezcan la atención por su generosidad o por su desinterés.

Así le ha ocurrido a Anna Marie McDaniel, que siempre hace el mismo recorrido los martes. Coge el autobús 10H en Belfast para ir y volver a la Universidad. Hace pocos días, todos los que iban a bordo querían llegar pronto a sus casas. Era una tarde-noche gris y muy lluviosa. Anna Marie vio al hombre sin hogar que solía estar siempre en una de las paradas. Se había fijado en él en otras ocasiones porque siempre vestía con muy poca ropa y ese martes no era una excepción. Iba a terminar empapado, pensó.

Anna Marie compartió en Facebook el gesto del conductor de autobús

En ese momento el conductor, que se llamaba Paul, paró el vehículo, abrió la puerta y le llamó. Él giró la cabeza y se acercó para ver qué quería. Paul le dio una bolsa de plástico de color rojo y le dijo que dentro iba un abrigo que le había comprado. Con la inmediata llegada del invierno le haría falta. Además había algo de comida y un poco de dinero.

Ya bastante mojado, le dijo una y otra vez que no lo podía aceptar, y solo la insistencia del conductor hizo que al final cogiera la bolsa. Cuando lo tuvo en sus manos Anna Marie dijo que "nunca había visto una sonrisa como la que reflejaba el rostro de ese hombre".

Decidió compartir este gesto en las redes sociales y posteó el gesto del conductor en la página de Facebook de Translink, la compañía de autobuses. Enseguida logró una importante repercusión, con más de 72.000 'Me gusta' y más de 4.200 compartidos. Ella aseguraba que "no podía creer lo amable que había sido el conductor del autobús, se comportó de forma muy generosa. Un gesto de amabilidad puede llegar muy lejos". Y añadía que su empresa debería estar muy orgullosa de él.

Desde la compañía alabaron la actuación del conductor e insistieron en que no quería ningún tipo de reconocimiento público. "Él es así. Fue un día más en su vida al volante", señalaban. Y resaltaban su sentido del humor cuando supieron que le dijo a aquel hombre que esperaba verle con el abrigo puesto la próxima vez que pasara por la parada.

Últimos comentarios

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema

Para poder comentar necesita ser usuario registrado de hola.com

Regístrate para comentar