Lauren no podía creer lo que veía... Un cliente le dio una propina de 560 euros por ser amable

Esta camarera del restaurante Waffle House en Kingsport (Tennessee, Estados Unidos) estaba a punto de irse a casa, pero en lugar de atenderle de mala gana, fue simpática y considerada. Ahora quiere encontrar al hombre que tuvo ese hermoso gesto con ella para agradecérselo.

por Tu otro diario /


Lauren Ball es una madre soltera que trabaja como camarera en el turno de noche del restaurante Waffle House de Kingsport. Estaba a punto de terminar su turno y, agotada, solo pensaba en ir a su casa a dormir. Eran las cuatro de la madrugada. En ese momento, entró un cliente.

Ella se sacudió la pereza y el mal humor y 'se colocó' de nuevo la mejor de sus sonrisas para atenderle. "Estaba preparada para marcharme, ni siquiera quería atenderle, pero yo era la única camarera trabajando a esa hora", ha contado Lauren a la televisión local WFMY.

Así que hizo de tripas corazón y no solo lo atendió, sino que le dio conversación y fue simpática con él. El misterioso cliente quiso saber más sobre ella, que le acabó contando de que le encantaría llevar a su hijo a la playa, pero que no sabía si podría permitírselo porque había invertido sus escasos ahorros en la fiesta de cumpleaños del pequeño.

camarerapropinaamable

Hasta ahí, todo normal. El cliente pide la cuenta, paga y se va. En EEUU es frecuente que en la factura haya un hueco reservado para que el cliente escriba cuánto quiere dar de propina al personal de servicio. Esa propina se suma al importe de la factura y da como resultado el coste final.

Su comida valía 24,29 dólares (22,5 euros) y él apuntó una propina de 600 dólares (556,7 euros). Cuando Lauren lo vio no daba crédito. El cocinero que estaba de guardia con ella en el local salió corriendo a buscar al buen samaritano.

Lo encontró y le preguntó si se había confundido. El camarero contó a Lauren que él simplemente le dijo: "Me gusta tener gestos con la buena gente".

Todo un detalle de alguien que probablemente no tenga problemas económicos y toda una enseñanza que Lauren podrá transmitir a su hijo un día, ya que él es aún muy pequeño para comprender que pudo ir a ver el mar porque un señor muy considerado agradeció la atención de su madre con una enorme generosidad.

Últimos comentarios

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema

Para poder comentar necesita ser usuario registrado de hola.com

Regístrate para comentar