Estupor por el caso de la auxiliar de enfermería detenida, que ya había sido investigada por una muerte hace dos años