La discriminación hacia los discapacitados sigue presente en los colegios