La UE acoge con recelo el plan de May para los europeos que viven en Reino Unido

Los líderes comunitarios han pedido a Londres que aclare los derechos que les serán reconocidos a dichos ciudadanos y la manera en la que se resolverán las posibles disputas

por EFE /


La primera ministra británica, Theresa May, aseguró esta semana que aquellos ciudadanos europeos que residan actualmente de forma legal en el Reino Unido no serán expulsados con el Brexit y que aquellos que lleguen antes de la salida de la Unión Europea podrán regularizar su situación, algo que no parece convencer a los líderes comunitarios.

unioneuropeagett

El primer ministro maltés, Joseph Muscat (i), el Presidente del Consejo europeo, Donald Tusk (c) y el Presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker (d) (Getty Images)

 

Los presidentes del Consejo Europeo, Donald Tusk, y de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, se mostraron abiertamente críticos con las ideas adelantadas por May a sus homólogos europeos el jueves, en la primera sesión de la cumbre.

"Mi primera impresión es que la oferta del Reino Unido está por debajo de nuestras expectativas", indicó Tusk en una rueda de prensa al término de la cumbre, y añadió que "corre el riesgo de empeorar la situación de los ciudadanos". "Nuestro papel durante las negociaciones será reducir ese riesgo", declaró.

Por su parte, Juncker dijo que la propuesta "es un primer paso, pero no es suficiente" y añadió que le parece "inimaginable" que el Tribunal de Justicia de la UE quede excluido de cualquier acuerdo sobre los ciudadanos en relación con el "brexit", como piden los británicos.

May avanzó el jueves algunos de los elementos de la propuesta, que plantea que el Reino Unido reconocerá el derecho de quedarse a los europeos que hayan residido de forma legal en el Reino Unido durante cinco años cuando llegue la fecha que se fije para la ruptura. Los que no lleguen a los cinco años podrán seguir en territorio británico hasta que puedan demostrar que han completado el plazo y disfrutar así de una residencia permanente.

El primer ministro maltés, Joseph Muscat, cuyo país preside este semestre la UE, indicó en rueda de prensa que la propuesta de May tiene lagunas, como el hecho de que "los ciudadanos que lleguen en cierta fecha serán tratados de diferente manera que los que lleguen en otra".

Por su parte, la canciller alemana, Angela Merkel, consideró la oferta de May un "buen punto de partida", pero subrayó que no supone un "gran avance".

Macron, que asintió ante la afirmación de la canciller, confirmó que comparte su opinión y aseguró que la voluntad de París y Berlín es "coordinarse muy estrechamente y tener una sola voz común en (las negociaciones del) "brexit".

Al margen de hablar del "brexit", los líderes de la Unión aprobaron unas conclusiones sobre el comercio internacional que inciden en la necesidad de mantener unos "mercados abiertos", pero piden a la vez instrumentos de defensa comercial "modernos, compatibles con la Organización Mundial del Comercio" (OMC) para mejorar la capacidad de la UE de combatir la competencia desleal.

También debatieron la manera de frenar los flujos migratorios por el Mediterráneo central, que siguen siendo altos pese a las medidas ya adoptadas, y acordaron reforzar la cooperación con los países de origen y tránsito y hacer más esfuerzos para "lograr verdaderos progresos en la política de retorno y readmisión".

La UE reafirmó asimismo la necesidad de concluir la reforma del régimen europeo de asilo común y pidió a la Comisión Europea que "explore posibles soluciones para aliviar la carga para los Estados miembros en primera línea", en referencia en particular a Italia.

 

Últimos comentarios

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema

Para poder comentar necesita ser usuario registrado de hola.com

Regístrate para comentar