La novia del guardia urbano asesinado en Barcelona y su amante se culpan mutuamente del crimen

Los dos agentes detenidos aseguraron en su declaración judicial que encubrieron el asesinato, pero que quien lo cometió fue el otro

por Tu otro diario /


El crimen del agente de la Guardia Urbana de Barcelona que apareció muerto el pasado 4 de mayo en el maletero de su coche, que había sido incendiado, adquiere por momentos tintes de película. Los dos acusados son también miembros del mismo cuerpo policial. Rosa P. era la novia del agente asesinado y Alberto L. era el presunto amante de ésta. Pero los dos se han acusado mutuamente de haber cometido el crimen y solo han admitido haber ayudado al otro a encubrirlo.

El coche donde uno de los detenidos fue conducido a prisión (EFE).

El coche donde uno de los detenidos fue conducido a prisión (EFE).

Eso fue, según informa 'La Vanguardia', lo que le contaron a la juez encargada del caso, que tomó declaración a ambos ayer. Rosa P. tiene dos hijas y niega mantener una relación amorosa con Alberto L. En sus tres horas de declaración, la novia de la víctima asegura que su compañero de patrulla se presentó en su casa, le pidió que se fuera al piso de arriba con las niñas y mató a Pedro. Luego, según su relato, recibió las amenazas de Alberto, que le dijo que mataría a sus hijas si no le ayudaba a esconder el cadáver, por lo que ella decidió colaborar.

RELACIONADO: Más informaciones sobre este caso

Lo que no aclaró fue el móvil que llevó a Alberto a acabar con la vida de Pedro, pero para reforzar su tesis declaró también que ayudó a Alberto por el "miedo insuperable" a que sus hijas pudieran sufrir algún daño y que, de hecho, por ese motivo pidió protección para ella y las niñas tras el asesinato, algo que es cierto ya que ha trascendido que solicitó protección y que le fue concedida.

Por su parte, Alberto dijo que sí mantenía una relación con Rosa a espaldas de la víctima y aseguró ante la juez que la agente le llamó para decirle que había matado a Pedro y que necesitaba su ayuda para deshacerse del cuerpo. Sostuvo que cuando llegó a su casa el cadáver de Pedro estaba ya en el maletero del coche y dijo que la ayudó a llevarlo a un camino cerca del pantano de Foix donde le prendieron fuego.

Tras prestar declaración, los dos fueron conducidos a prisión. Rosa ingresó en la cárcel barcelonesa de Wad Ras y Alberto en Quatre Camins, en La Roca del Vallès (Barcelona), han informado este miércoles a Europa Press fuentes conocedoras del caso.

RELACIONADO: La venganza con la que amenazó el agente asesinado en Barcelona al descubrir la infidelidad habría desencadenado el crimen

La titular del Juzgado de Instrucción 8 de Vilanova i la Geltrú (Barcelona) decretó la noche de este martes prisión provisional comunicada y sin fianza para los dos por un delito de homicidio/asesinato -se concretará al instruirse el caso-, por su presunta relación con la muerte del otro agente al que se encontró calcinado cerca del pantano de Foix (Barcelona).

Precisamente, la magistrada acordó que los arrestados ingresaran en prisiones distintas y en módulos especiales por su condición de policías, informó el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC).

REVISIÓN DE CASOS

Paralelamente, los Mossos han decidido revisar los casos en que ambos hayan participado, entre los que destaca la muerte de un mantero en Montjuïc, en Barcelona, el 9 de agosto 2014, cuando cayó por un terraplén huyendo de la policía, al estar implicados los dos policías en esta actuación.

RELACIONADO: Un triángulo amoroso, posible móvil del crimen que ha conmocionado Barcelona

Los dos agentes investigados acumulan otros casos, ya que Alberto fue condenado por un juzgado de Barcelona por una falta de lesiones a un mantero al que dio una paliza en una actuación en el barrio barcelonés de Ciutat Vella en 2012.

Rosa fue víctima en 2008 de una supuesta venganza con una foto sexual por parte de la que entonces era su pareja, un subinspector del cuerpo que está pendiente de juicio por difundir la instantánea a todos los contactos del correo electrónico de ella: la cita judicial se aplazó tras el hallazgo del cadáver del pantano, hasta el 26 de octubre.

Además, ella había denunciado a su exmarido, con quien estaba en proceso de separación; y él también a ella, por una suplantación de identidad en una factura, han informado fuentes conocedoras del caso.

 

Últimos comentarios

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema

Para poder comentar necesita ser usuario registrado de hola.com

Regístrate para comentar