'Un amor como éste' reivindica a Ofélia Queiroz

La novela de Luis Morales profundiza en la figura de Ofélia Queiroz (1900-1991), conocida popularmente como la 'novia' del portugués Fernando Pessoa y que, a su juicio, fue su 'único amor y su única opción para salvar al poeta de la autodestrucción'.

por Tu otro diario /


En una entrevista Morales ha explicado que su novela aborda "la condición de hombre" de Pessoa, "con toda su torpeza y limitaciones propias de los hombres, su incapacidad de amar, su frustración de querer realmente amar y no ser capaz, no le salían los sentimientos".

"Lo patético y al mismo tiempo lo extraordinario es que da con una Ofélia Queiroz, una chiquita convencional pero al mismo tiempo con una serie de virtudes que sabe ver en él a un hombre perdido, que se enamora perdidamente y que le espera durante toda su vida, y que mal que bien le hubiera dado esa oportunidad de realizarse sentimentalmente -añade el autor-. Por eso reivindico a Ofélia como la única opción en realidad que hubiera tenido Pessoa para salvarse de la autodestrucción".

amorcomoestenovela

En octubre de 1919, el poeta Fernando Pessoa conoció a Ofélia Queiroz en las oficinas de la Baixa lisboeta donde ella entró a trabajar como mecanógrafa a los 19 años de edad, cuando él ya ejercía como traductor de correspondencia comercial. Al poco tiempo iniciaron una relación amorosa hasta noviembre de 1920 que, tras nueve años de separación, retomaron en verano de 1929 para frustrarse de nuevo, ya definitivamente, al cabo de los meses, aunque el contacto se mantuvo hasta la muerte del poeta, en 1935.

Según Morales, la muerte de Pessoa "fue un suicidio programado", como consecuencia de su adicción al alcohol, un aspecto que se detalla en esta novela concebida "para todos los públicos", en la que se aúnan aspectos de su biografía con fragmentos de sus poemas pues "siendo un autor que en vida fue tan desgraciado, no paran de salir cosas de su legado". Todo ello ambientado en la ciudad de Lisboa y "con el descubrimiento y reivindicación que supone la figura de una mujer, Ofélia".

Por ello, como ha detallado Morales, la novela en un momento dado se pregunta "¿qué fue de Ofélia Queiroz?", ya que no se trata sólo del único amor de Pessoa y la destinaria de sus cartas, "sino también una señora que vivió hasta los 91 años y fue viendo lo que el tiempo y el destino hizo con Pessoa", cuyos restos descansan en el Monasterio de los Jerónimos de Belém, en Lisboa, donde descansan los grandes de la patria portuguesa.

"¿Con qué estupor, sorpresa o curiosidad vio ella estos hechos? Se preguntaría, 'si este es mi Fernandiño, el que no pudo amarme, el que me envió cartas y al que yo escribí pero no quiero dar a conocer estas cartas por pudor'", ha detallado Morales, para quien Ofélia pudo ser "esa gran mujer que hay detrás de todo gran hombre".

amorcomoestenovela2

El autor también ha reconocido que, aunque parece que la novela se corta a raíz de la muerte de Pessoa, en 1935, luego se adentra en la "vida plural" de Queiroz quien, al año siguiente de este fallecimiento se compromete, y dos años después, se casó. "Estuvo esperando a Pessoa hasta su muerte", ha reiterado.

Su matrimonio con Augusto Soares, hombre que frecuentaba el mundo del teatro, duró cerca de 20 años, hasta la muerte de su marido, pero ella siguió viviendo "su segunda vida" y pudo ver en primera persona episodios tan importantes de la historia de Portugal como la dictadura de Salazar o 'La revolución de los claveles'. Ofélia Queiroz nunca tuvo hijos.

"Ofélia Queiroz era una pequeña burguesa, con pretendientes, ¿qué vería en Pessoa para agarrarse como a un clavo ardiente cuando para el resto de las mujeres era un hombre gris?", se pregunta de nuevo Morales. "Seguramente Ofélia había idolatrado a Pessoa o veía claramente su alma y su sufrimiento interior, aunque ella no podía ser su salvación", añade, por lo que deja la respuesta a la interpretación del lector.

Una mujer avanzada a su tiempo

Morales también ha explicado que, a raíz de la lectura de las cartas de Ofélia a Pessoa, pudo encontrarse "con otro punto de vista" de la relación de esta pareja, además de descubrir que "ella tuvo más peso del que el autor dijo" porque, aunque dejaron de escribirse, siguieron viéndose.

Sobre Queiroz, Morales cree era una mujer "un poco avanzada a su tiempo", que empezó a trabajar a pesar de la oposición de su familia pues, aunque "ella misma era consciente del guión que tenían las chicas de su condición, con lucidez y resignación ve cómo sus amigas aspiraban a un buen matrimonio". Por todo ello, define a esta mujer "no como una comparsa, sino como a alguien que tuvo su papel".

"La novela se puede leer como una novela de amor agridulce y también como la biografía de dos personajes extraordinarios", resume, además de acercar al lector a la ciudad de Lisboa, a la que el poeta portugués estuvo tan vinculado. Precisamente, este 30 de noviembre, se cumple el 80 aniversario de la muerte de Pessoa.

Últimos comentarios

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema

Para poder comentar necesita ser usuario registrado de hola.com

Regístrate para comentar