'Meeting Paint', el lugar donde tomarte algo mientras pintas un cuadro

Pía Cebrián cumple su sueño con 'Meeting Paint', el lugar donde tomarte algo mientras pintas un cuadro

 

Llega a Madrid un nuevo concepto de ocio que consiste en tomar algo en un bar en el que además puedes crear tu propia obra de arte... aunque no hayas pintado nunca.

 

- Fotogalería: Así es 'Meeting Paint', un innovador concepto que llega a Madrid' 

 

Pía Cebrián es la fundadora y manager de 'Meeting Paint', un inovador negocio que consiste en que, mientras los clientes se relajan pintando su propia obra de arte, aunque no tengan ni idea de pintar, se puede tomar una cerveza, un vino... El aperitivo corre por cuenta de la casa.

 

Esta madrileña de 28 años es licenciada en Ciencias Ambientales y, cansada de buscar trabajo 'de lo suyo', decidió inventarse ella misma su futuro. Encontró la inspiración en EEUU, donde nos cuenta que hay muchos lugares parecidos, pero en España cree que es pionera. Su local es una mezcla de bar y academia de arte, pero está abierta a cualquiera. Solo hay que reservar un día, pagar la tarifa correspondiente y presentarse con ganas de pasar un buen rato.

 

El nombre es un juego de palabras entre 'meeting point' (punto de encuentro en inglés) y 'paint' (que significa pintar). Un monitor acompaña en la experiencia a los artistas noveles, a los que se recomienda que acudan con ropa que no les importe manchar porque la pintura acrílica que usan en las sesiones no es lavable.

 

"Una vez que se ha formado un grupo, todos pintarán el mismo cuadro, el profesor ayudará a hacerlo, orientará, pero cada uno tiene libertad total" para pintar como quiera, asegura, y dice que la gente entra en su local escéptica "y luego sale encantada y repite".

 

Explica que la burocracia y los trámites para abrir su negocio fueron un trance por el que hubo que pasar antes de abrir, en noviembre de 2014, pero cree que sin duda lo más difícil es lograr "que la gente se anime". "Hemos hecho campañas en redes sociales, flyers por la zona -están en Núñez de Balboa, 30, en pleno corazón del Barrio de Salamanca-, pero al ser una idea tan innovadora, a la gente le cuesta entrar".

 

Asegura que es un buen modo de desconectar de todo un par de horas, olvidar el estrés, el ajetreo y centrarse en sacar lo mejor de cada uno. "En los grupos de amigos, a veces algunos se pican y hay una competencia sana que es muy interesante, comparten conocimientos y trucos..."

 

La oferta es variada. Se puede ir por las mañanas (Las mañanas de la academia), a la hora de comer (Sesión Express+Lunch) o por las tardes (Sesión de tarde). Pero además, ofrecen la posibilidad de celebrar cumpleaños infantiles, actividades de 'team building' para empresas y hasta ¡despedidas de solteras!

 

Su deseo es, de momento, "ver el local lleno todos los días" y para más adelante, confiesa que le encantaría abrir más establecimientos, primero en Madrid y luego en otras ciudades de España.