Economía » Emprendedoras

Rosa Poo, fundadora de Emprendekids: "Nuestro objetivo es fomentar la cultura emprendedora entre los niños"

Rosa Poo, fundadora de EmprendeKids

- Los campamentos Emprendekids están destinados a niños con edades comprendidas entre los 9 y los 16 años

 

-El programa combina actividades de ocio y aventura con talleres específicos de emprendimiento

 

A través de la Fundación Iniciador, Rosa Poo tuvo la oportunidad de conocer a muchos emprendedores que, como ella, intercambiaban experiencias en una relación de igual a igual.

 

“Descubrí que había mucha gente con muchísimo talento y pensé: ¿qué pasaría si uniéramos a emprendedores con niños?”, nos cuenta.

 

Fue así como nació en 2011 Iniciador Kids, el embrión de lo que hoy es Emprendekids, un programa educativo cuya finalidad es fomentar la cultura emprendedora entre los más pequeños.

  

“No queremos crear empresarios, lo que pretendemos es transmitir a los niños unas habilidades y unos conocimientos que van a necesitar en su futuro profesional -explica- pero que tienen que comenzar a trabajar desde la edad escolar porque les resultará muy útil en su día a día”.

 

Para conseguir ese objetivo, Rosa ha creado unos campamentos de verano en Cantabria donde se combinan las actividades de ocio y aventura (espeleología, rutas en bicicleta...) con talleres específicos de emprendimiento.

 

“Como dice uno de los profesores, se trata de enseñar a los chicos a pensar de una manera disruptiva, educarlos para que sean críticos, que no se conformen”, nos explica.

 

Durante los diez días que dura el campamento, los niños de edades comprendidas entre los 9 y los 16 años, estudian nuevas tecnologías, comunicación, además de contenidos destinados al desarrollo de la creatividad, la innovación o la inteligencia emocional.

 

“Lo que queremos es que aprendan a tener iniciativa, a ser creativos, que descubran sus talentos...Todo esto les ayudará a ser más felices en el trabajo” recalca.

 

En Emprendekids, tan importantes como los contenidos son los profesores. En este caso, profesionales con mucha experiencia en su áreas de conocimiento y que además son emprendedores.

 

“Son personas muy dinámicas y muy habilidosas para trabajar con niños -nos dice- y, lo que es muy importante, entienden el emprendimiento como una forma de vida”.

 

Para la fundadora y directora de Emprendekids, lo más satisfactorio del proyecto es ver la evolución de los pequeños durante los días que dura la convivencia.

 

“En una edición anterior cuando terminamos los talleres le preguntamos a uno de los niños que qué quería ser de mayor: 'Diseñador de videojuegos de monstruos'", nos contó.

 

Pero no sólo eso, el chaval ya imaginaba a sus posibles compradores. "He pensado que hay un gran mercado de madres porque ellas son las que al final compran los juegos a sus hijos", le dijo este futuro emprendedor a Rosa, una respuesta que todavía hoy le sigue asombrando.