Interés humano

Los viajes de Benedicto XVI a España, siempre multitudinarios

El Papa en España

Temas relacionados

Personajes

Noticias

Durante sus ochos años de papado, Benedicto XVI ha visitado en tres ocasiones España, aunque ya conocía nuestro país de viajes anteriores. Tres citas muy especiales en las que el pontífice se sintió arropado por el cariño de los fieles españoles.   

 

-Encuentro con las familias

 

Su primera visita a España la realizó solo un año después de comenzar su pontificado. Los días 8 y 9 de julio de 2006, Benedicto XVI viajaba hasta Valencia para  presidir el V Encuentro Mundial de las Familias, que había convocado por su antecesor Juan Pablo II antes de su muerte.

 

Fueron veintiséis horas muy intensas en las que el Papa tuvo tiempo para reunirse con sus fieles y con las altas instituciones del Estado.   

 

El pontífice fue recibido en el aeropuerto de Manises por los Reyes, acompañados por el entonces presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero y otras autoridades nacionales y autonómicas.

  

Católicos de todas partes de España esperaban con banderas la llegada de Benedicto XVI. Había también pancartas en las que se podía leer "En la familia está el futuro de una nueva humanidad" o "Gracias Santo Padre. Somos tu familia”.

 

Fueron dos días de apretada agenda, que se iniciaron con una visita a la estación de Jesús en la que el Ratzinger rezó por las 43 víctimas del accidente del metro ocurrido días antes en Valencia.

 

En el Palau de la Generalitat, don Juan Carlos y doña Sofía mantuvieron un encuentro privado con el pontífice al que se unieron los Príncipes de Asturias; los Duques de Lugo y los de Palma de Mallorca; así como la Infanta Margarita con su esposo, Carlos Zurita; la Infanta Pilar; el Infante Don Carlos con su mujer, Ana de Francia y los siete nietos de los Reyes.

 

Al día siguiente se celebró la misa con la que se clausuraba el Encuentro Mundial de las Familias. Al oficio religioso asistieron cerca de millón y medio de personas.

 

 

 

- Peregrino de la fe

 

El 6 de noviembre Benedicto XVI viajó a Santiago de Compostela, con motivo de la celebración del Año Santo Jacobeo. Era la tercera vez que la ciudad gallega recibía a un pontífice, después de que Juan Pablo II peregrinara a Santiago en 1982 y 1989.

 

En esta ocasión fueron los Príncipes de Asturias los encargados de recibirle en el aeropuerto. "Vengo como peregrino en este Año Santo -dijo el Papa a su llegada- y espero que este viaje a Santiago de Compostela y Barcelona sea de muy fructífero".

  

Tras mantener una reunión privada con los Príncipes de Asturias y cambiarse de ropa para lucir la vestimenta propia de la ceremonia, Ratzinger realizó un recorrido hasta el centro de Santiago en el popular “papamóvil”.

 

Ya por la tarde, ofició la Eucaristía en la plaza del Obradoiro ante unas 7.000 personas con motivo del Año Santo, en la que participaron 90 obispos y 600 sacerdotes

 

Al día siguiente, el 7 de noviembre, viajó a Barcelona para consagrar la catedral de la Sagrada Familia. Se convertía de esta forma en el segundo Papa que visitaba la Ciudad Condal, tras Juan Pablo II que lo hizo en 1982.

 

 En esta ocasión, se reunió con los Reyes de España y mantuvo un encuentro privado con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

 

 

-Reunión con los jóvenes

 

Los días 18 a 21 de agosto de 2011 realizaba su tercera visita pastoral a España, para presidir en Madrid la XXVI Jornada Mundial de la Juventud (JMJ).

  

El viaje incluyó una visita al monasterio de El Escorial, donde mantuvo un encuentro con jóvenes religiosas y se reunió con profesores universitarios.

 

Fue recibido por los Reyes de España y el resto de la familia real y se reunió con el presidente del Gobierno y de las más altas instituciones del Estado.

 

A este encuentro con los jóvenes asistieron más de un millón de jóvenes de 197 países, convirtiéndose en una de las jornadas de la juventud más multitudinarias.

 

El acto más numeroso y emotivo fue la vigilia celebrada en el aeródromo de Cuatro Vientos. A pesar de las altísimas temperaturas cientos de miles de peregrinos se desplazaron hasta este lugar donde, a las 20.30h de la tarde llegaba Benedicto XVI y ofrecía un discurso que daba paso a una larga noche. Ni siquiera la tormenta de verano que se desató poco antes de las 22.00h hizo que los peregrinos abandonaran el acto.

 

En su discurso, el Papa hizo un llamamiento a los fieles para que amasen a la Iglesia y no cediesen a la tentación de "ir por su cuenta".

 

Días después, desde su residencia en Castelgandolfo, Benedicto XVI recordaba con cariño esas jornadas con los jóvenes en Madrid: “fue una ocasión especial para reflexionar, dialogar, intercambiar experiencias positivas y, sobre todo, para rezar juntos".

Añadir comentario

Para enviar el comentario introduzca el texto de la imagen:



  • Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema
  • Por favor, céntrate en el tema
  • Por favor intenta escribir sin faltas de ortografía, antes de publicar un mensaje lo corregimos, si no tienes falta es más posible que se publique
  • Escribir todo el mensaje en mayúsculas se interpreta como gritar, no publicamos mensajes escritos completamente en mayúsculas