Interés humano » Gente

Las mujeres casadas cumplen con el rito de mandar en Zamarramala

Las mujeres casadas cumplen con el rito de mandar en Zamarramala (Segovia)

Las alcaldesas de Zamarramala, en Segovia, representaron la autoridad y el poder de las mujeres casadas durante la fiesta de Santa Águeda, donde los hombres "están que trinan por entrar en la cocina", como dice la copla popular.

 

Cambian los personajes pero el ritual es el mismo en torno a la figura femenina, prototipo de la mujer castellana a la que abrían paso respetuoso los hombres allá por donde se encontrara, pero también en favor de la igualdad y contra la violencia machista.

 

Poco se sale del guión de la multitudinaria fiesta, que viene celebrándose desde 1227, en una jornada que comienza muy pronto, ya que ellas tardan dos horas en vestirse, hasta que acude a recogerlas el párroco, con la música de la dulzaina y el tamboril.

 

Traje de gala y poderío para las alcaldesas, las hermanas Alicia y Carmen Grande Velasco, con bastón de mando, la montera rematada por doce botones, llamados los doce apóstoles, y joyas, señales externas del núcleo festivo.

 

Recogida en andas, la imagen de la santa y mártir Águeda, a quien cortaron los pechos, la comitiva se dirige hacia la entrada de lo que era antigua colación, hoy barrio de la ciudad, donde se observa una bella panorámica de la Segovia antigua, amurallada.

 

Frente al alcázar, los hombres realizan los juegos de banderas y escolta de alabardas, arrebatadas a los sarracenos en la conquista de la fortaleza, gracias a la intervención de las mujeres, que ahí se ganaron los privilegios reales, según la tradición.

 

La actriz Ana Duato, cuyo personaje en "Cuéntame cómo pasó", de TVE representa la evolución de la mujer española en las últimas décadas, ha sido  la destinataria del "Matahombres de oro", un alfiler con el que las mujeres se sujetaban las enaguas y espantaban a los hombres en sus bailes exclusivos.

 

También feliz, Julio Michel, director de "Titirimundi", festival que ha recibido el título de "Ome bueno e leal" que, según el responsable, "ha venido a redimir a los titiriteros, se les recibe con honores, porque lo que hacen es invadir las ciudades con ilusión y utopía".

 

Vino y chorizo cocido hacen más llevadero el día a los hombres, sumisos y encargados de tareas domésticas a las que están poco acostumbrados, pero eso sí, en solitario, porque ellas lo celebran juntas, o sacan el alfiler.

 

Aurelio Martín

 

Añadir comentario

Para enviar el comentario introduzca el texto de la imagen:



  • Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema
  • Por favor, céntrate en el tema
  • Por favor intenta escribir sin faltas de ortografía, antes de publicar un mensaje lo corregimos, si no tienes falta es más posible que se publique
  • Escribir todo el mensaje en mayúsculas se interpreta como gritar, no publicamos mensajes escritos completamente en mayúsculas