Justicia e interior

Emilia Soria irá a la cárcel por comprar comida y pañales con una tarjeta ajena

Una madre indignada dice que irá a la cárcel por comprar pañales con una tarjeta ajena

Emilia Soria, la joven madre que entrará en prisión en menos de dos semanas si antes no se resuelve su petición de indulto, no entiende cómo ella paga con la cárcel por comprar pañales para sus hijas con una tarjeta ajena, cuando en la prensa se habla de corruptos que roban impunemente millones de euros o se indulta a conductores kamikazes.

 

A Emilia Soria, de 28 años, se le acaba el tiempo. Si no le conceden el indulto, cuenta en declaraciones a Efe que dentro de trece días sus "tres niñas pequeñas quedarán desamparadas, sin su madre", y ella se verá obligada a cumplir una condena de un año y diez meses de prisión.

 

¿Su delito? Gastarse 193 euros en comprar pañales y comida para sus dos hijas pequeñas con una tarjeta que se encontró en la calle.

 

También muestra una profunda indignación cuando compara el tamaño y la motivación de su delito con los casos de corrupción que todos los día salpican las páginas de los periódicos.

 

"En este país, o das un palo de millones de euros" o si robas poco "te cae todo el peso de la ley".

 

Desde aquel día han pasado ya cinco años. Emilia ha rehecho su vida, se ha casado y tiene una hija más (cuando ocurrieron los hechos tenía 2), Samira, de tres años. Ahora echa la vista atrás, recuerda lo que hizo y reconoce que le llevó "la necesidad" porque "no sabía el tiempo que tardaría en volver a tener dinero para llenar la nevera".

 

A pesar de reconocer su culpa, no duda en decir que la condena le parece "excesiva" porque no entiende "cómo indultan a un conductor kamikaze que acabó con la vida de un joven y destrozó a una familia, y a mí, por 193 euros, me intentan meter presa".

 

"El indulto al kamikaze es una vergüenza", reitera la joven "porque yo no le he destrozado la vida a nadie".

 

La familia de Emilia Soria ha iniciado una campaña de recogida de firmas en una web pidiendo el indulto para Emilia. Ya han superado las 100.000. La joven, que no ha vuelto a cometer ningún delito, se encuentra "muy agradecida" a la gente "por el apoyo que me dan" y señala que quien lo está pasando peor en estos momentos es su familia, "mi padre, mi marido, porque están destrozados".

 

Tras salir en varios medios de comunicación, el caso de Emilia llegó a los oídos de un bufete de abogados de Barcelona especializado en la petición de indultos. Desde entonces, hace de esto una semana, están ayudando a Emilia de manera desinteresada. "Se están portando de maravilla conmigo, me animan y me tratan muy bien. Están trabajando mucho en mi caso", señala la joven.

 

Emilia fue condenada a un año y 10 meses de prisión por un delito de falsedad en documento mercantil y a otros seis meses de prisión por estafa, este último delito conmutado por una multa de 900 euros (de los que ya ha pagado 500) y seis meses de trabajos para la comunidad que cumple barriendo las calles de su pueblo.

 

Según su actual abogado, Emilia reúne los requisitos necesarios para que no tuviera que entrar en prisión puesto que la pena impuesta no superaba los dos años, no tenía antecedentes penales y no existe "habitualidad" en el delito.

 

Raquel Segura

 

Leer más sobre: Interés humano

Añadir comentario

Para enviar el comentario introduzca el texto de la imagen:



  • Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema
  • Por favor, céntrate en el tema
  • Por favor intenta escribir sin faltas de ortografía, antes de publicar un mensaje lo corregimos, si no tienes falta es más posible que se publique
  • Escribir todo el mensaje en mayúsculas se interpreta como gritar, no publicamos mensajes escritos completamente en mayúsculas