Política » Partidos

Rajoy encarga una auditoría externa y propone un gran pacto anticorrupción

El PP reúne a su cúpula en medio de la tormenta de los supuestos sobresueldos

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha anunciado hoy una auditoría externa que complemente otra interna sobre las cuentas del PP desde los orígenes de esta fuerza política para disipar las posibles dudas que existan, y ha planteado a todos los partidos un gran pacto anticorrupción.

 

Esta ha sido la respuesta que ha dado Rajoy ante el Comité Ejecutivo Nacional a las informaciones sobre el supuesto cobro de sobresueldos en dinero negro por parte de dirigentes del PP y que surgieron tras conocerse que el extesorero popular Luis Bárcenas disponía de una cuenta en Suiza en la que llegó a tener veintidós millones de euros.

 

Si en el acto que protagonizó el pasado sábado en Almería dijo que no le temblará el pulso ante actuaciones irregulares en su partido, hoy, a puerta cerrada, ha querido ir más allá y ha anunciado el encargo de las auditorías interna y externa.

 

Se revisará "hasta el último papel", ha garantizado en rueda de prensa la "número dos" del PP, María Dolores de Cospedal, que ha informado de que la investigación interna estará dirigida por la actual tesorera popular, Carmen Navarro, y se analizará "todo, todo".

 

Pero con quien no va a hablar el PP es con Bárcenas porque está inmerso en un proceso judicial. "Huelga decir -ha precisado- que lo que pueda hacer el PP es absurdo, quien tiene más autoridad y más medios es la justicia".

 

Cospedal ha anunciado que la auditora externa se elegirá mediante un procedimiento abierto entre los despachos más prestigiosos del país.

 

Este proceso se afronta con tranquilidad por parte del PP porque Rajoy ha garantizado que el partido "ni tiene ni ha tenido nunca" una cuenta bancaria fuera de España.

 

Pero si se descubre que alguna persona del partido se enriqueció de forma ilegal, será expulsada inmediatamente, según Cospedal, porque ha asegurado que no se va a consentir que la trayectoria de servicio público y que ha llegado a costarle vidas a manos de ETA "se vaya al traste porque algunos hicieron lo que no debían".

 

Ha admitido que no sabe "qué puede aparecer" en la nueva investigación de las cuentas de los populares, pero ha dicho que lo van a hacer por si se les ha "escapado algo".

 

Rajoy también ha avanzado que el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, comparecerá en el Congreso para aclarar que Bárcenas no se acogió el año pasado a la amnistía fiscal y ha lamentado la actitud del líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, al intentar alimentar ese "disparate".

 

Asimismo, el presidente del partido ha dado órdenes de estudiar acciones legales para defender la honorabilidad del partido.

 

Al respecto, Cospedal ha dicho que son "especulaciones" las que hablan de sobres de dinero negro repartidos entre los dirigentes del PP, porque "nadie" ha aportado pruebas al respecto.

 

Tras esas decisiones de carácter interno, Rajoy ha anunciado la presentación a los partidos de un gran pacto contra la corrupción para decidir nuevas medidas que, más allá de la ley de Transparencia (actualmente en tramitación), luchen contra esa lacra.

 

Ya ha encargado a la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, que el Centro de Estudios Políticos y Constitucionales haga un informe sobre medidas para la regeneración democrática y que, una vez concluido este documento (que ya está en marcha), lo traslade a los partidos para intentar consensuar nuevos instrumentos contra la corrupción.

 

Las medidas han sido acogidas con satisfacción por parte de los "barones" territoriales del PP, que han pedido unidad interna ante las acusaciones.

 

Entre ellos, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha ha subrayado que "no hay camino para los pillos", y la presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, ha señalado que "las crisis son oportunidades".

 

La presidenta de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, ha solicitado actuar "con luz y taquígrafos"; el de Murcia, Ramón Luis Valcárcel, ha denunciado el "cinismo" de los socialistas ante la situación actual; y el de Extremadura, Jose Antonio Monago, ha reivindicado el valor de la política y ha advertido de que, si no se hace así, "va a haber más crisis de vocaciones que en la Iglesia".

 

Añadir comentario

Para enviar el comentario introduzca el texto de la imagen:



  • Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema
  • Por favor, céntrate en el tema
  • Por favor intenta escribir sin faltas de ortografía, antes de publicar un mensaje lo corregimos, si no tienes falta es más posible que se publique
  • Escribir todo el mensaje en mayúsculas se interpreta como gritar, no publicamos mensajes escritos completamente en mayúsculas