Sanidad y salud

Las mujeres, las más afectadas por la obesidad

Obesidad femenina

 

Según la OMS durante las últimas tres décadas la obesidad se ha duplicado, afectando principalmente a la mujer. Para no olvidar las graves consecuencias de esta enfermedad que provoca la muerte de 2,8 millones de personas adultas en todo el mundo, hoy se celebra el Día Mundial de la Obesidad.





Los niveles de obesidad de las mujeres en la Unión Europea se han multiplicado por tres en un solo año, pasando del 8% al 23,9%, situándonos casi al nivel de los EEUU.

 

Según apunta el Instituto Médico Europeo de la Obesidad (IMEO), aspectos emocionales, endocrinos y metabólicos son los causantes de la mayor incidencia de la obesidad femenina.

 

Las mujeres engordan más por ansiedad: en nuestro país este trastorno obsesivo-compulsivo afecta a dos mujeres por cada hombre. Sin embargo, también se preocupan por su figura, practican más ejercicio físico moderado y son las que principalmente contratan tratamientos de pérdida de peso.

 

Además, las últimas investigaciones apuntan que en España, el aumento del paro femenino y el esfuerzo de ajustar la economía doméstica a los bajos ingresos, han determinado el consumo de productos más baratos, y, en consecuencia, menos nutritivos.

 

Riesgo de la obesidad en la menopausia y en la maternidad tardía

 

Los factores físicos y emocionales que contribuyen al sobrepeso femenino pueden verse incrementados por otros factores como son la menopausia o  un embarazo tardío.

 

En este caso se recomienda acudir a los especialistas, porque regulando la alimentación se pueden amortiguar los efectos negativos de éste periodo.

 

“En consulta diariamente nos visitan mujeres afectadas por la obesidad, que en algún momento de su vida se han sometido a un tratamiento hormonal de fecundidad”, comenta Rubén Bravo, especialista en nutrición y portavoz de IMEO. En muchos casos ésta alteración en el sistema endocrino deja secuelas permanentes o muy duraderas, por lo tanto suele producir un aumento del tejido graso y una disminución de la masa muscular.

 

Durante la menopausia la mujer sufre un cambio endocrino importante y aumenta su capacidad para almacenar grasa. A partir de los cuarenta, el sistema endocrino de la mujer empieza a situarse en hipofunción en algunas de sus glándulas, generando la disminución de algunas hormonas, como la del crecimiento, produciendo una disminución de la masa muscular, o estrógenos y progesterona, dos principales hormonas femeninas que influyen en el gasto metabólico y la acumulación de grasas.

 

”En estos casos recomendamos una dieta que permita mantener la masa muscular sirviéndose de un leve incremento de proteinas bajas en grasa, reduciendo determinados hidratos de carbono y eliminando por completo los dulces a partir de las seis de la tarde”, resume Rubén Bravo.

 

Al régimen se adhiere una actividad física, no sólo para controlar el problema de sobrepeso, sino también para mejorar el estado general de la salud y prevenir algunas dolencias o enfermedades cardiovasculares, demencia senil, arteriosclerosis u osteoporosis.

 

 

 

Añadir comentario

Para enviar el comentario introduzca el texto de la imagen:



  • Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema
  • Por favor, céntrate en el tema
  • Por favor intenta escribir sin faltas de ortografía, antes de publicar un mensaje lo corregimos, si no tienes falta es más posible que se publique
  • Escribir todo el mensaje en mayúsculas se interpreta como gritar, no publicamos mensajes escritos completamente en mayúsculas