Economía » Tecnología

Facebook estudia cobrar por enviar mensajes privados a desconocidos

Facebook comenzará a cobrar a las empresas por publicar ofertas en su red

Facebook está estudiando cobrar una tarifa de un dólar para permitir a los usuarios el envío de mensajes privados a otras personas que no están incluidas en su grupo de amigos, informó la compañía.

 

De momento, es un servicio que está probando un grupo de particulares en Estados Unidos. Según explica Facebook, con esta medida se trata de evitar los mensajes no deseados.

 

Tal y como se detalla en la nota, Facebook Messages está diseñado para que los mensajes más relevantes aparezcan en la bandeja de entrada, mientras que los menos relevantes se desplazan a la carpeta Otros.

 

Para esteblecer el nivel de importancia de un mensaje se utilizan los vínculos sociales, es decir, se revisan las conexiones entre amigos para saber si se trata de un mensaje que te interesa más o menos. Son cálculos realizados a través de algoritmos.

 

Lo que se está realizando es 'un pequeño experimento' para poner a prueba la utilidad de las señales económicas a la hora de determinar la relevancia de los mensajes.

 

Esta prueba le dará la opción un número reducido de personas que no están conectadas entre sí de pagar para que un mensaje, que a priori llegaría a la carpeta Otros, acabe siendo recibido en la bandeja de entrada. 

 


 

Leer más sobre: Internet

Añadir comentario

Para enviar el comentario introduzca el texto de la imagen:



  • Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema
  • Por favor, céntrate en el tema
  • Por favor intenta escribir sin faltas de ortografía, antes de publicar un mensaje lo corregimos, si no tienes falta es más posible que se publique
  • Escribir todo el mensaje en mayúsculas se interpreta como gritar, no publicamos mensajes escritos completamente en mayúsculas