Esta es, probablemente, la tormenta más bella que jamás hayas visto