Cada año de matrimonio es igual a... ¡un perrito adoptado!