Atleta profesional, universitaria y madre, el inspirador ejemplo de Alexis Hernandez prueba que las estadísticas se equivocan